0 0

Nuevo sistema de justicia no incrementa la denuncia

Expertos coinciden en la necesidad de que la población sea más activa y vigilante de las acciones del gobierno para que se reduzca la corrupción entre los servidores públicos

En Sinaloa, los delitos que más se reportan son la extorsión en primer lugar, seguido del robo o asalto a mano armada, y en tercer lugar el fraude.

Mazatlán, Sinaloa.- Representantes de distintos organismos coinciden al mencionar que el nuevo sistema de justicia penal no está generando la cultura de denuncia que se esperaba, debido a que continúa la desconfianza hacia los servidores públicos y la manera de aplicar la justicia.

Los expertos señalaron que otra situación que se registra es el temor de la ciudadanía a denunciar por ser doblemente afectados por los agresores.

Ayer se publicó en la sección de política de Tercer Piso de EL DEBATE el artículo “Sin denuncia el 93.7 por ciento de los delitos”, en el que se analiza la encuesta de violencia y percepción de inseguridad realizada por el Inegi, la cual arroja que en el territorio nacional hay 23.3 millones de víctimas del delito al año y las causas por las cuales los afectados no denuncian es por la desconfianza hacia la Policía, el Ministerio Público y por la pérdida de tiempo.

Los resultados en el alza de la percepción de inseguridad se comportan conforme la gente ve efectividad de la autoridad para su atención. Según las últimas mediciones a través del semáforo delictivo, lo que arrojan es que se han incrementado algunos delitos que se habían mantenido controlados, como robo a casa habitación y al transeúnte. Cuando esto se incrementa, de alguna manera acompaña la sensación de inseguridad, dijo Ambrosio Mojardin Heráldez, coordinador general de la Coordinación Ciudadana del Consejo Estatal de Seguridad Pública.

Ramón Velderráin, vicepresidente de la Federación de Abogados de Sinaloa, señaló que hay mucha apatía de la ciudadanía en denunciar y esto se debe a factores como la incompetencia de las autoridades de las procuradurías  nacionales y porque las autoridades están al mejor postor.

Otro punto que resta a la denuncia, dijo, es la burocracia en los trámites. “Aparte de eso, creo que los servidores públicos deben de atender a las personas como se merecen, con un trato digno, ya que cuando vas a presentar una denuncia te tratan como si fueras el culpable de una situación.”

Riesgo doble.

Para Óscar Loza Ochoa, defensor de los derechos humanos, junto con la ineficiencia que ha resultado el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, otra causa que no facilita la denuncia de los ciudadanos al ser víctimas de un delito, es el temor que se registra al denunciar y ser doblemente victimizados.

La desventajas que presenta el nuevo Sistema de Justicia Penal, aparte que de inicio no existe confianza en la autoridad ni hay credibilidad, ahora la gente que denuncie tendrá que encararse con la persona a la que está acusando, con lo que posiblemente se pueda incrementar el número de la falta de denuncias, expresó Teresa Guerra, abogada y presidenta del Colectivo de Mujeres Activas Sinaloenses.

Más que en su papel de abogada, Guerra dijo que como víctima de varios delitos conoce bien las deficiencias que se tienen en dar seguimiento a las denuncias y resultados.

“Puedo decir que he sido víctima cuando menos en mi oficina cuatro veces, dos veces en mi casa, en mi carro tres veces”, destacó.

Con lo que comprobó que solo en el tema de delitos de robo de vehículos se le da seguimiento.

Jorge Figueroa Cancino, académico en la Facultad de Ciencias Sociales de la UAS y presidente estatal de organismos no gubernamentales, indicó que mientras no se vaya al fondo del problema, que es resolver la corrupción en el gobierno, no disminuirá la desconfianza hacia las autoridades.

Prevención.

Mojardin Heráldez sostiene que la mejor estrategia para el combate al delito es la prevención, por lo al pensar en una estrategia distinta, “hay que apostarle a la prevención, no hay que bajar la guardia en la reacción y en la corrección de las cosas, pero hay que invertir en prevención. Llegará el momento en que no habrá el dinero y policías suficientes y preparados para enfrentar el conflicto que parece que se ataca cuando se manifiesta, pero estamos haciendo poco para manifestarse.”

Armando Verdugo Henderson, secretario del Consejo Municipal de Seguridad en Mazatlán, expresó que una forma de fortalecer la confianza de los ciudadanos y alentar la denuncia será con la puesta en marcha del número de emergencia 911 para principios de año.

Indicó que el utilizar este nuevo esquema puede  ser útil para que la ciudadanía reporte incidentes sin necesidad de acudir directamente hasta las oficinas de procuración de justicia.  Loza Ochoa y Figueroa Cansino coincidieron al mencionar que un punto más para generar confianza es que haya una participación más activa de la ciudadanía. Al estar vigilante del actuar de las autoridades, se inhibe la corrupción.

Tambien te puede interesar