0 0

Arte fino mexicano

Jesús Guerrero Santos llegará a Culiacán el 03 de noviembre para exponer sus obras con un estilo único y original 

Jesús Guerrero Santos expondrá su obra en esta ciudad Cortesía

Culiacán, Sinaloa.- Jesús Guerrero Santos llegará a Culiacán a exponer su arte en una galería permanente de conocida tienda departamental. La obra de este conocido artista mexicano ha traspasado fronteras con sus creaciones exquisitas llenas de color en pintorescos paisajes, flores y aves en diferentes figuras moldeadas con gran creatividad, cada una refleja el sentimiento que con pasión y amor se han creado.                                                            
En exclusiva, don Jesús nos platica de su vida y cómo ha evolucionado como artista, así como cada uno de los rincones en el mundo donde ha llegado su fino arte.


Amor por el arte
El artista comenta que sus pasos en el arte no fueron desde joven, sino hasta ya grande fue que se involucró en la creación de esto que tanto le apasiona. “Mi amor por el arte yo creo que fue la libertad que nos dieron nuestros padres de no toparnos con miedo ni con situaciones adversas al arte, eso es lo que me llevó a crear libremente. Algo que ha influenciado mi arte es el cine de autor,  y ese arrojo de empezar a trabajar a pesar de cometer errores lo que ha producido en mí es que haga las cosas. Afortunadamente, hemos tenido la oportunidad de que se nos aplauda, que se nos diga qué bonito. Mi secreto es que he formado un grupo muy importante; mis manos, los artesanos que tienen el oficio; tengo la particularidad de pensar y ver qué es lo que hay que hacer y de diseñar, de crear, sobre todo la cerámica, tan influenciada por tantas corrientes, por tantas gentes que antes lo han hecho: los orientales, los españoles, los árabes, muchas influencias”.  

 


Un estilo totalmente mexicano
Son los colores, las imágenes de historia de nuestro país lo que inspiran al artista y lo llevan a tener un estilo único y original. “Yo digo que mi estilo es  una pieza que busca ser un poco atemporal para poder estar en la atmósfera. A mí me inspira lo mexicano y en ratos cito cosas importantes del siglo 19, aunque trato de que la pieza no parezca ni vieja ni antigua, sino una pieza muy presente. Me gusta mucho seguir pautas que me han marcado otros artistas, pero hacerlos míos es lo más fascinante, como es la cromática que yo utilizo; el metal que uso para formar mi pieza es una característica que creo que yo he aportado al arte mexicano. Lo que quiero a través de mis obras es que la gente vuelva sus ojos a lo nuestro, que nuestras cosas son muy bonitas y a veces nos olvidamos, pero las cosas mexicanas tienen el privilegio de poder estar en el museo del nivel que sea o en la galería más famosa y si cumplimos requisitos de hacer las cosas con mucho esmero, delicadeza e investigación la obra tiene seriedad y puede llegar al lugar más sofisticado o al lugar más humilde a revestir de mexicanidad nuestro ambiente”.


Museos donde ha expuesto sus obras.
Don Jesús se muestra muy agradecido con Dios porque ha tenido la oportunidad de exponer en diferentes lugares. “Hemos estado en una galería en Sevilla, en el Vaticano por varias veces hemos estado. Tengo la fortuna de que me han tocado eventos importantes, entre ellos la primera cumbre de México, que fue en Guadalajara. Los regalos para mandatarios de habla hispana fueron piezas que yo hice: a Varotti le hice regalos, a Obama y al primer ministro de Canadá. También le hice un regalo a Juan Pablo II, para mí es un privilegio”.

Una visita al Vaticano.
El creador de piezas únicas tuvo la oportunidad de llevar una regalo a Benedicto XVI y comparte una experiencia. “Fue un árbol de Navidad mexicano, que hicimos de 8 metros de altura, le colgamos los tecojotes, las cañas, los cachetones mexicanos y una estrella gigante arriba;  el Santo padre se puso muy contento.  Esas cosas quedan grabadas, tuvimos la oportunidad de que toda la familia nos fuimos a trabajar y conocimos todos los santuarios y catedrales de Roma”.

Materiales con los que elabora las piezas.
“Yo hago cerámica de media temperatura, que  es la que me permite hacer la cromática más amplia. Cuando contemplen las piezas van a decir: ‘tiene razón, aquí están todos los colores del arcoíris’. Mi material es lo que se ha usado siempre, la cerámica algunos lo conocen como talavera, otros como cerámica que es temperatura media; lo que hago es una amalgama de tierras ya procesadas, yo invierto mucho trabajo en piezas”.


Flores, pájaros, personajes y más.
Lo que más destaca en sus obras son árboles, flores y dice que se debe a sus recuerdos. “Al recordar mi infancia, se me viene la imagen del patio de mi casa con jaulas colgando en los árboles, por ello plasmo los pájaros y el corredor nunca se me va a olvidar. Me gusta también plasmar el águila porque es una figura imprescindible en un mexicano; la Virgen de Guadalupe porque inundó América, es la figura religiosa más importante; y ¿por qué El Grito? Porque me apasiona la figura, esa presencia de ese hombre que lo hizo por nosotros; las flores porque me gustan los colores; todo lo mexicano”, finalizó el artista. 

Tambien te puede interesar