Gourmet

Cinco recetas de pasta para estos días largos

Algunas personas están perfeccionando sus recetas de pan de masa laminada, sus panes de masa madre o, al menos, hirviendo a fuego lento sus reservas de leguminosas.

Por  New York Times y Andrew Purcell

Un espagueti rápido boloñés, que se une en unos 20 minutos. Estilista de alimentos: Carrie Purcell. (Andrew Purcell / The New York Times)(New York Times)

Un espagueti rápido boloñés, que se une en unos 20 minutos. Estilista de alimentos: Carrie Purcell. (Andrew Purcell / The New York Times) | New York Times

Sin embargo, otros estamos reaprendiendo las tablas de multiplicar o meciendo a un bebé sobre la cadera con un brazo mientras enviamos correos electrónicos con la mano no dominante. Puede que nos atraigan los proyectos de cocina, pero tendrán que esperar. Bueno, rápido, fácil: estas son las prioridades.

Aun así, la pasta es algo seguro. Solo hay que hervir agua, cocinar los fideos, abrir un frasco y cubrir con queso. Pero no es por eso que estás aquí. Quieres algo rápido para girar el tenedor, algo bueno e interesante.

A continuación, un grupo diligente de ingredientes intercambiables: el tocino u otros productos de cerdo curado aportan grasa salada y con mucho sabor. Las nueces se tuestan bien en aceite de oliva para dar sabor y un toque crocante. La mostaza a la antigua o Dijon ayuda a crear una salsa tersa. La salsa inglesa le añade locura. La mantequilla es la base.

La única receta de esta colección que no está llena de vegetales —una boloñesa de 20 minutos con la que hacemos trampa— te da el tiempo justo para preparar un brócoli asado para acompañar (232 grados Celsius, aceite de oliva, sal y pimienta).

La mayoría de las recetas incluidas en este artículo tienen un tiempo activo de preparación de quince minutos; es decir, ese es el tiempo real que pasarás moviendo las manos, escurriendo, meneando y poniendo atención.

Si tomamos en cuenta las distracciones —niños, correos electrónicos, los titulares— y somos realistas, te llevará unos 30 minutos prepararlas. Hay que picar algunos ingredientes, pero tampoco es para tanto. Puedes cocinarlo todo usando solo dos quemadores de la estufa, una olla grande y una sartén grande.

El objetivo de estas recetas es maximizar el tiempo de inactividad. En el caso de la pasta, eso significa usar el tiempo que tardan los fideos en cocinarse, de seis a doce minutos, para preparar la salsa. Los tiempos de cocción sugeridos para la pasta varían de una marca a otra. Estas recetas ofrecen un rango aproximado, pero consulta la caja o la bolsa para obtener los mejores resultados.

Unos cuantos pasos más te permitirán preparar la pasta en un santiamén. En cuanto estés listo para cocinar, llena de agua tu olla más grande, tápala y ponla a fuego alto. Te sorprendería saber cuánto tiempo se ha perdido en ver y esperar a que las ollas sin tapar hiervan a fuego medio. Tápala y déjala hacer lo suyo.

Despeja las superficies de tu cocina. Este es un paso esencial para todas las recetas de cocina rápida, no solo las que aparecen aquí. Un espacio de trabajo ordenado es eficiente. Quita los proyectos escolares de la barra, apila los platos del desayuno en el lavavajillas o en el escurridor, y lava la tabla de picar si es necesario.

Ahora, a preparar los ingredientes. No te preocupes si no tienes los ingredientes exactos que requiere cada receta. Usa brócoli rabé o coliflor en lugar de brócoli; cualquier hortaliza de hoja verde robusta en lugar de espinacas o col rizada; cambia la col picada (que realmente dura mucho tiempo) por coles de Bruselas, y por favor, usa cualquier tipo de pasta que tengas o quieras.

1.

Espagueti rápido a la boloñesa

Rinde: 4 porciones

Tiempo total de preparación: 30 minutos

Sal Kosher y pimienta negra

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cebolla amarilla mediana, finamente picada

2 dientes de ajo, finamente picados

1/4 de kilo de carne molida de res (de preferencia con 20 por ciento de grasa), de cerdo o carne oscura de pavo.

340 gramos de espagueti, pappardelle u otro tipo de pasta larga.

1/4 de taza de puré de tomate

2 cucharaditas de salsa inglesa

Queso parmesano rallado, para servir

  1. En una olla grande, pon a hervir agua con sal. Calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio alto. Añade la cebolla, el ajo y media cucharadita de sal y cocina durante unos tres minutos, revolviendo a menudo, hasta que se acitrone. Añade la carne y cocina durante unos tres minutos, trozándola con una cuchara de madera, hasta que la carne ya no tenga un color rosado.
  2. Agrega la pasta a la olla y cocínala según las instrucciones del paquete hasta que esté al dente.
  3. Mientras tanto, agrega el puré de tomate a la sartén y cocina alrededor de un minuto, revolviendo, hasta que se oscurezca. Agrega una taza de agua, la salsa inglesa, media cucharadita de pimienta y media cucharadita de sal y cocina a fuego lento durante unos cinco minutos, hasta que la salsa se reduzca ligeramente.
  4. Con unas pinzas, lleva la pasta directamente de la olla a la sartén junto con una taza del agua en la que cocinaste la pasta. Pon la llama a fuego alto y deja hervir durante unos dos minutos, revolviendo, hasta que la salsa se reduzca y cubra la pasta. Sazona al gusto con sal y pimienta. Sirve con parmesano.
     
2.

Pasta de brócoli asado con nueces, queso pecorino y menta

Rinde: 4 porciones

Tiempo total de preparación: 15 minutos

Sal Kosher y pimienta negra

340 gramos de pasta riccioli, fusilli u otra pasta corta

1/2 taza de aceite de oliva y un poco más para rociar

1/2 taza de nueces pecanas picadas

De 1/4 a 1/2 cucharadita de hojuelas de chile rojo (opcional)

1 manojo de brócoli o coliflor (alrededor de 680 gramos sin cortar), floretes picados en trozos, tallos pelados y cortados en rodajas delgadas.

1 limón, del cual necesitamos ralladura (alrededor de 1 cucharadita) y luego lo cortamos en cuartos.

1/2 taza de queso pecorino romano o parmesano rallado y más para servir.

1 taza de hojas de menta o perejil fresco.

  1. Pon a hervir agua con sal en una olla grande. Añade la pasta y cocínala según las instrucciones del paquete hasta que esté al dente.
  2. Mientras tanto, calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio alto. Añade las nueces y las hojuelas de chile rojo, si las tienes, y cocina aproximadamente un minuto, revolviendo, hasta que estén doradas y fragantes. Con una cuchara ranurada, coloca las nueces y las hojuelas de chile rojo en un tazón pequeño. Sazona las nueces con un poco de sal y pimienta.
  3. Vierte el brócoli en la sartén y mézclalo con el aceite. Agita la sartén para que el brócoli se asiente en una capa uniforme. Cocina, sin mover, durante dos minutos. Revuelve y agita para que se asiente en una capa uniforme otra vez y deja cocinar, sin interrupciones, durante otros dos o tres minutos; sazona con sal y pimienta y retira del fuego.
  4. Escurre la pasta y agrégala a la sartén junto con la ralladura de limón, el queso, las nueces tostadas y la mitad de la menta; mueve para combinar. Distribuye en los platos o tazones y cubre con la menta restante, más queso y un chorrito de aceite de oliva. Sirve con gajos de limón, que puedes exprimir sobre la pasta, si lo deseas.
3.

Pasta con tocino, vinagre y coles de Bruselas

Rinde: 4 porciones

Tiempo total de preparación: 30 minutos

Sal Kosher y pimienta negra

8 rebanadas finas de tocino

226 gramos de cavatappi u otra pasta corta

1/2 kilo de coles de Bruselas, cortadas por la mitad y con las hojas exteriores aparte

2 chalotes, finamente picados

1 cucharada de aceite de oliva (opcional)

1/4 de taza de vinagre de sidra o de vino tinto.

2 cucharadas de mostaza a la antigua o de Dijon

Queso parmesano rallado, para servir

1.    Pon a hervir agua con sal en una olla grande. Mientras tanto, cocina el tocino en una sartén grande a fuego medio, volteándolo de vez en cuando, hasta que esté dorado y crujiente, de cinco a ocho minutos. Colócalo en un plato con unas pinzas.

2.    Coloca la pasta en el agua hirviendo y cocínala según las instrucciones del paquete hasta que esté al dente.

3.    Mientras eso sucede, calienta la grasa del tocino en la sartén a fuego medio alto. Agrega las coles de Bruselas y los chalotes, sazona con sal y pimienta y cocina de tres a cuatro minutos, revolviendo de vez en cuando y añadiendo aceite de oliva si la sartén parece seca, hasta que las coles adquieran un tono dorado en ciertos lugares y empiecen a estar casi tiernas. Agrega el vinagre y la mostaza, y revuelve para incorporar, raspando el fondo de la sartén.

4.    Con una cuchara ranurada, lleva la pasta a la sartén y luego añade una taza del agua donde cocinaste la pasta. Deja que se cocine de dos a tres minutos, revolviendo a menudo, hasta que el líquido se reduzca y cubra la pasta. Sirve con tocino desmenuzado encima y el queso parmesano rallado.

4.

Pasta con chorizo, garbanzos y col rizada

Rinde: 4 porciones

Tiempo total de preparación: 30 minutos

Sal Kosher y pimienta negra

226 gramos de fusilli u otra pasta corta

1/4 de taza de aceite de oliva y un poco más para rociar

De 198 a 225 gramos de chorizo seco, cortado en rodajas finas

1 lata de garbanzos de 425 gramos, escurridos y enjuagados

1 manojo de cebollín (de 6 a 8), en rodajas finas

1 manojo de col rizada, berza o mostaza de hoja, sin tallos, con las hojas en trozos del tamaño de un bocado.

Queso manchego rallado, para servir

1.    Pon a hervir agua con sal en una olla grande. Cuando hierva, vierte la pasta y cocínala según las instrucciones del paquete hasta que esté al dente.

2.    Mientras tanto, calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio alto. Añade el chorizo y deja que se cueza durante aproximadamente 1 minuto, revolviendo, hasta que dore y el aceite sea de color naranja brillante. Con una cuchara ranurada, coloca el chorizo en un tazón mediano.

3.    Coloca los garbanzos y las cebolletas en la sartén y cocina de dos a tres minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que los garbanzos comiencen a asarse. Reserva los garbanzos y los cebollines en el tazón.

4.    Agrega la col rizada a la sartén, sazona con sal y pimienta, y cocina durante unos dos minutos, revolviendo, hasta que se ablande. Con una cuchara ranurada, lleva la pasta a la sartén junto con 1 taza del agua de cocción y cocina a fuego medio alto durante unos dos minutos, mezclando con la col rizada, hasta que el líquido se reduzca y cubra la pasta.

5.    Incorpora el chorizo, los garbanzos y los cebollines a la sartén y revuelve para integrarlos. Baña con un poco de aceite de oliva y sirve con el queso manchego.
 

5.

Pasta con espinaca al ajo y pistaches con mantequilla

Pasta con espinacas al ajo y pistachos con mantequilla. Estilista de alimentos: Carrie Purcell. (Andrew Purcell / The New York Times)

Pasta con espinacas al ajo y pistachos con mantequilla. Estilista de alimentos: Carrie Purcell. (Andrew Purcell / The New York Times)

Rinde: 4 porciones

Tiempo total de preparación: 25 minutos

Sal Kosher y pimienta negra

340 gramos de mezze rigatoni u otra pasta corta.

4 cucharadas de mantequilla sin sal

1/2 taza de pistaches tostados y salados, almendras o avellanas, picados

4 dientes de ajo, picados

2 cucharadas de alcaparras, escurridas

340 gramos de espinacas, sin tallos, cortadas en 2,5 centímetros de largo, o acelgas suizas, recortadas y picadas

Queso parmesano rallado, para servir

1.    En una olla grande pon a hervir agua con sal. Vierte la pasta y cocínala según las instrucciones del paquete hasta que esté al dente.

2.    Después de que la pasta se haya cocinado durante unos dos minutos, derrite la mantequilla en una sartén grande a fuego medio alto. Agrega los pistaches, el ajo y las alcaparras y cocina durante aproximadamente un minuto, moviendo para evitar que el ajo se queme, hasta que despida su olor.

3.    Añade las espinacas a la sartén, un puñado a la vez, sazona con sal y cocina de uno a dos minutos, revolviendo, hasta que se ablanden.

4.    Con una cuchara ranurada, lleva la pasta a la sartén junto con media taza de agua de cocción de la pasta. Sazona con sal y pimienta y cocina a fuego medio alto de dos a tres minutos, revolviendo, hasta que el líquido se reduzca y cubra la pasta; sazona con sal y pimienta. Sirve con queso parmesano rallado.
Espagueti rápido a la boloñesa, que se prepara en unos veinte minutos. (Andrew Purcell/The New York Times)
Pasta con espinaca al ajo y pistaches con mantequilla.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo