Salud

Comer fresas y sus beneficios para la salud

Las fresas son bajas en calorías ya que aportan  30 calorías por cada 100gramos y son ideales para mantener una dieta equilibrada.

Por  Juan Leyva

1.

Razones

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de fresas para la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cpancer y obesidad ya que contienen minerales como sodio, hierro magnesio, zinc, yodo, además de antioxidantes, vitamina C, cianidina y ácido clorogénico. El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) indica que las fresas se deben consumir por las siguientes razones: 

2.

Son neuroprotectoras

De acuerdo a diferentes estudios, su ingesta evita la pérdida de la memoria y el deterioro de las funciones del sistema nervioso; esto gracias a que son ricas en vitamina A, B1, B2, B3, B6 y E.

3.

Ayudan a la salud cardiovascular

Foto: Freepik

Asimismo, se estima que su consumo puede propiciar una disminución de las lipoproteínas de baja densidad, popularmente conocidas como “colesterol malo”, e incrementar las de alta densidad, comúnmente referidas como el “colesterol bueno” o HDL, por sus siglas en inglés, además de prevenir la oxidación de lípidos.

4.

Contra la artritis y la artrosis

Foto: Freepik.

Foto: Freepik.

Las fresas actúan especialmente eliminando el ácido úrico acumulado. Se recomienda para casos de gota, hipertensión y problemas hepáticos, ya que regulan estas funciones, además de los niveles de colesterol, por su alto contenido en fibra.

5.

Previene las trombosis

<a href=Foto de comida creado por valeria_aksakova - www.freepik.es" />

Foto de comida creado por valeria_aksakova - www.freepik.es

Aunado a su exquisito sabor y al hecho de que sea un ingrediente muy versátil gastronómicamente, su consumo regular evita la acumulación de plaquetas o fibrina en el vaso sanguíneo, lo que hace menos probable la formación de coágulos. Las fresas contienen ácido salicílico, anticoagulante y antiinflamatorio.

6.

Propiedades digestivas

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Su ingesta aporta bastante fibra (pectina) que ayuda a regular el tránsito intestinal. Es una fruta antioxidante, ya que es muy rica en vitamina C; contiene más que la naranja. Las antocianinas son antioxidantes muy importantes para el organismo. También podría ser útil para ayudar a reducir el riesgo de infecciones causadas por bacterias como Helicobacter pylori, indicó Gustavo González Aguilar, responsable del Laboratorio de Antioxidantes y Alimentos Funcionales de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo