Esta zona arqueológica se encuentra abierta al público.

Esta zona arqueológica se encuentra abierta al público.

Sinaloa

Las Labradas, el atractivo turístico que tiene más 3 mil años

 Los petroglifos cada vez se aprecian menos por la erosión que genera el mar, la arena y el caminar sobre ellos

Por: Blanca Regalado

Esta zona arqueológica se encuentra abierta al público.

Esta zona arqueológica se encuentra abierta al público.

San Ignacio.- Cientos de personas de todas las edades se llenan de energía en la zona arqueológica de Las Labradas. A la orilla del mar y a un lado de gran cantidad de petrograbados localizados en la franja costera, donde se puede apreciar más de  600 grabados rupestres en rocas de origen volcánico con representaciones antropomorfas, zoomorfas, fitomorfas y figuras geométricas, que son una riqueza nacional.

Esta zona arqueológica, abierta al público en Las Labradas, San Ignacio, es víctima de la erosión causada por el mar y arena; pero también por visitantes que caminan sobre las piedras con grabados rupestres, reconoció el delegado del INAH, Francisco  Ríos Avendaño, pero dejó muy claro que este atractivo turístico, que tiene más 3 mil años le queda mucha vida.

Añadió que los grabados corresponden a imágenes de la vida diaria, como personas, animales, pero aún se sigue investigando.

PRESUMEN EL LUGAR

El delegado del INAH, en compañía del secretario de Turismo, Marco Antonio García, y el presidente municipal de San Ignacio, Luis Fernando Sandoval Morales, pusieron en marcha las actividades por la celebración del equinoccio que se  adelantó.

Se aprovechó el fin de semana largo, lo que permitió que familias de todo el estado, sobre todo mazatlecos y turistas, visitaran esta zona arqueológica y cargarse de energía.

Las Labradas de San Ignacio es un sitio único no solo del estado, sino del país.

Cada año llegan más visitantes, en esta ocasión se habló de casi seis mil asistentes, entre niños, jóvenes, adultos y ancianos.

 ACTIVIDADES

Desde las 7:00 horas inicio la fiesta con tai chi: práctica físico-espiritual para la mejorar la calidad de vida, tanto físicamente como espiritualmente.

El juego prehispánico taste la Ulama atrapó a chicos y grandes que no dejaron de tomar fotos y videos, algunos hasta trataron de jugarlo. Las danzas que son tradicionales como la del Venado, Pascola, de Tambor, animales del monte.

Los cantos de venado en idioma mayo-yoreme, Capomos, El Fuerte.

Los Bramadores de Cosalá, Grupo Cosatl, dieron un gran un espectáculo. La danza de la Guacamaya, de Escuinapa, y los judíos de San Miguel de Ahome. Aunque lo más esperado, sin duda, fue dar la bienvenida al sol con ceremonia de las etnias mayo-yoreme, huicholes y tepehuanos.

Hubo rituales de sanación, limpias grupales e individuales. Asimismo masajes relajantes terapéuticos y una terapia de meditación.

 

La mayoría de los asistentes ataviados con ropa blanca, calzado cómodo de cara al sol, por unos segundos se levaron los brazos para cargarse de energía del equinoccio de primavera.

En esta nota:
  • Zona arqueológica
  • Las Labradas