Selecciona tu región
Agro

Pescadores buscan otra actividad por incosteable su oficio en Mazatlán

Las embarcaciones camaroneras que actualmente realizan un tercer viaje de captura lo hacen con el número mínimo de personal que exige la Capitanía de Puerto.

Por José Galarza

-

Sinaloa.- De cuatro a cinco tripulantes llegan a desertar de las embarcaciones que actualmente participan en la zafra camaronera, consideró el patrón de barco Juan Ernesto Vizcarra, en Mazatlán.

Posibles factores

Dijo que las capturas irregulares han sido consecuencia del abandono de la actividad por parte de los trabajadores del mar, en los tres viajes realizados de la temporada del crustáceo.    
También señaló que el corto tiempo de trabajo para los pescadores ha originado la búsqueda de mejores empleos en tierra, donde dejan de preocuparse por la pronta finalización de una labor que por décadas ejercieron.

La escasez de pescadores, aseguró, es reflejo de los barcos parados en el embarcadero, donde los patrones batallan para  encontrar personal.  

Nuevos horizontes

El trabajador del mar reconoció que los pescadores incursionan en sectores como la construcción, donde la actividad laboral es los 365 días del año y no solo seis meses como sucede en el periodo de capturas de camarón.

Leer más: Coronavirus Sinaloa: últimas noticias de hoy 24 de enero sobre Covid-19

“Quieren mayor continuidad y como quiera eso lo llegan a encontrar en trabajos de albañilería o en otro lado, y la gente se va y dejan la pesca.” 

Aseguró que una vez acomodado un pescador en tierra, difícilmente regresan a laborar en una embarcación camaronera.    

Lo que caiga

La deserción de tripulantes, precisó, ha originado una contratación emergente de gente inexperta, que después del primer viaje de capturas decide dejar la actividad al no ser lo que buscaban. 

“No todos saben trabajar, no hay una profesionalización, pues antes había experiencia entre

los trabajadores, quienes se ilusionaban hacerse socios para alguna cooperativa.”
Comentó que son al menos dos días de búsqueda para encontrar a la persona sustituta, tiempo en el que permanece la embarcación parada.   

“Tratamos de más o menos pagar lo que se debe de ganar a un tripulante, pero sí hay otras compañías pesqueras que han batallado bastante por falta de personal.” 

El patrón de barco aseveró que la escasez de mano de obra ha hecho que haya embarcaciones camaroneras atracadas hasta siete días.

Dinero seguro 

Juan Ernesto Vizcarra,  quien tiene a su cargo los barcos Capitán Peludo y Capitán Zamudio, consideró que la gente prefiere ganar un poquito menos en tierra a recibir una ganancia mayor, que muchas de las veces resulta inestable e insegura por las bajas capturas presentadas desde el inicio de la zafra de camarón.

Señaló que un barco camaronero es abordado por un máximo de siete personas y un mínimo de cinco, conformado por un capitán, un motorista, un ayudante, un marinero y tres tripulantes. 

Leer más: Sin identificar los restos de 68 personas durante el 2021 en Sinaloa

Actualmente, indicó que los patrones de barco optan por salir a altamar con el número menor de pescadores que exige la Capitanía de Puerto, que va de cinco a seis, los cuales realizan doble función laboral por la falta de mano de obra.       

Un trabajo de altura y mucho riesgo, el de Javier Vázquez en Culiacán
Síguenos en

Ingresé a El Debate Mazatlán en momentos difíciles para todos, justo a cuatro meses del confinamiento originado por el Covid-19. Desde entonces me ha tocado realizar la cobertura de diversas fuentes locales así como de la sección policiaca del periódico. Cuento con más de 20 años de experiencia dentro de medios de comunicación, los tres primeros años ingresé a noticieros de radio y los siguientes 10 años me mantuve en los reportes diarios de nota roja en medios escritos. Durante otros ocho años colaboré para un medio televisivo nacional, generando información para las secciones políticas, deportivas y de espectáculo. Dentro de todo ese tiempo he recibido capacitación por los medios donde he laborado en relación al trabajo que desempeño. Nunca pierdo de vista que mi principal labor es informar.

Ver más