Selecciona tu región
Agro

Plantea IPN eliminar el uso de insecticidas modificando el comportamiento de insectos

A través del uso de infoquímicos, un proyecto del Ceprobi plantea alejar a los insectos plaga, o controlar hacia dónde se dirigen, en vez de eliminarlos

Por Francisco Contreras

-

Como una opción amigable con el medio ambiente, científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) plantearon que el uso de modificadores de comportamiento es una opción más viable para la erradicación de plagas que la utilización de insecticidas.

En este sentido, Norma Robledo, quien encabeza el proyecto del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (Ceprobi), destacó que al usar los compuestos químicos expedidos por las plantas ayuda a controlar el comportamiento de los insectos sin afectar los cultivos de interés económico.

Ello, pues a través de la dosificación de estos químicos se puede regular cuándo y dónde se aparean los insectos, así como las zonas donde se alimentarían sin que se esparzan por todo el campo de cultivo.

Asimismo, destacó que esta técnica ya ha sido probada experimentalmente en cultivos agrícolas y ornamentales de interés económico de San Isidro, Morelos, cercanos a las instalaciones del Ceprobi, así como en lugares aledaños, con resultados exitosos en torno a la disminución de la población de insectos plaga.

¿Cómo funciona este método?

De acuerdo con Robledo Quintos, este novedoso método, que elimina el uso de químicos nocivos para la salud y el medio ambiente, hace uso de los infoquímicos, que normalmente segregan las plantas y los propios insectos.

Esto, ya sea para brindar alimento o para atraer a alguna pareja sexual, son utilizados en la naturaleza para dirigir el comportamiento de las diferentes especies, por lo que empleándose de manera adecuada ayuda a evitar la llegada de especies nocivas.

Mientras que este tipo de compuestos se obtienen de la extracción de glándulas o absorción de los compuestos volátiles emitidos por los insectos, de los cuales se obtienen los extractos de feromonas sexuales, que atraen a la pareja para su reproducción, o kairomonas, emitidas por las plantas para ofrecer alimentación y/o su hospedaje.

Leer más: Estimulación de nubes dejará en 60 por ciento el agua de las presas de Sinaloa

En tanto que, respecto a insectos, ya han estudiado a la mosca de la fruta de la papaya (Anastrepha curvicauda), el grupo de escarabajos “gallina ciega” (Phyllophaga obsoleta, Cyclocephala lunulata y Cyclocephala barrerai), la palomilla del corazón de la col (Copitarsia decolora), el picudo del nardo y agave(Scyphophorus acupunctatus), el gusano cogollero del maíz (Spodoptera frugiperda) y la chinche pata de hoja (Leptoglossus zonatus), a través de pruebas como la olfametría, electroantenografía y túnel de viento.

Síguenos en