Selecciona tu región
Agro

Se registra hasta un 70% de robo "hormiga" en garbanzo en Salvador Alvarado, Sinaloa

La cosecha de garbanzo y elotes es la que registra mayores robos, situación que cada año empeora

Por Sarahí López

-

Sinaloa.- El robo ‘hormiga’ es un problema casi sin solución, que año con año ha aumentado notoriamente y deja un desequilibrio económico para los agricultores, que son los más afectados, al registrar pérdidas por este motivo que parece no tener fin y al contrario parece crecer al paso del tiempo, aseguró Raúl Inzunza, agricultor de Salvador Alvarado.  

El agricultor indicó que el robo ‘hormiga’ existe desde hace ya algunos años, afectando a los campesinos que tienen la esperanza de llevar el sustento a su hogar, que se manifiestan cansados de esta práctica clandestina, que en los últimos cinco años ha despuntado drásticamente, tanto, que el incremento puede variar de un 60 a un 70 por ciento.

Afecta principalmente a temporaleros, donde se registra menos producción, comentó, y es donde hay mayores pérdidas, puesto que desde un principio se tiene claro un aproximado de las ganancias que se pueden obtener, y basándose en ello se realizan gastos para la cosecha y el hogar, por lo que con los robos que se hacen en la siembra se afecta grandemente al agricultor y su economía.

Leer más: Garantizan abasto de uva a nivel nacional en México

“Últimamente se ha acentuado más esto, mucha gente se dedica a vender garbanzo verde, que no lo siembra pero lo roba”, señaló.

En este punto mencionó que las cosechas que más llaman la atención a los amantes de lo ajeno son el garbanzo y el maíz, que después de ser robados  se venden de manera ilegal y con toda la libertad posible, señaló Raúl Inzunza. 

En este contexto indicó que esta acción es muy injusta, ya que los agricultores invierten una gran cantidad de tiempo y dinero en las cosechas, que no pueden disfrutar por completo debido a los robos. 

En busca de una solución, el agricultor indicó que es crucial que las autoridades demuestren interés por este problema, porque según su experiencia, no se ha implementado ningún plan y operativo que castigue a quienes roban siembra, ya sea mediante un rondín en donde ya se han registrado robos, o llegando a los espacios donde se vende garbanzo u otros elementos, para que los comerciantes detallen de dónde consiguieron el producto y se confirme si su venta es legal o no, y de no serlo se castigue su acción de alguna manera.

No obstante, aclaró que las autoridades correspondientes no han demostrado interés a esta situación. 

Ante la falta de atención los agricultores optan por realizar “guardias” en la siembra, porque los robos llegan a ser en gran cantidad.

Leer más: Encaminarán que el agro sea más orgánico en Mocorito, Sinaloa

“A veces cuidan la siembra, y cuando uno se va es cuando entran a robar, nos vigilan”, comentó Raúl Inzunza. Por esto recalcó que se necesita la participación de las autoridades.  

Sierra de Sonora se pinta de blanco ante la primera nevada
Síguenos en