Agro

Urge cambiar los modelos de producción Agrícola en la Región del Évora

El nuevo presidente del Club de Labranza y Conservación afirma que ya se debe trabajar en reducción de costos, eficientar el uso de maquinaria y no generar contaminación.

Por  Bardo Villa Castro

Los objetivos está redoblar esfuerzos para cambiar la mentalidad de los agricultores.(EL DEBATE)

Los objetivos está redoblar esfuerzos para cambiar la mentalidad de los agricultores. | EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- Tras asumir la presidencia del Club de Labranza y Conservación de la región del Évora, Jorge Luis Arredondo Sandoval, quien sustituyó hace unos días en el cargo a Roberto Zatarain, afirma que urge cambiar los modelos de producción agrícola dado a que la actividad cada año se está volviendo insostenible y nada redituable

Arredondo Sandoval manifiesta que entre sus objetivos al frente de este organismo está redoblar esfuerzos para cambiar la mentalidad de los hombres del campo, no tienen de otra, derivado de la complicada situación que se vive donde cada vez las cosas se están poniendo más difíciles, muestra de ello es el bajo almacenamiento de agua de las presas, los bajos precios en la comercialización de los granos, la eliminación de los apoyos, entre muchos otros factores. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

"Por todo lo que está sucediendo el agricultor ya está obligado a analizar en cada ciclo su modelo de producción, no pude seguir con la misma dinámica porque todos los insumos que necesita día a día están subiendo de precio y por tal motivo requiere ajustar su sistema.

A nosotros como Club de Labranza y Conservación nos parece muy indispensable, y sin otra opción, hacer el cambio de modelo, ya se tiene que trabajar con reducción de costos, eficientar el uso de maquinaria, reducir la contaminación en el campo y medio ambiente, utilizar más el control biológico y la microbiología que nos ayuda a no usar productos tóxicos y además a ahorrar dinero. 

Tenemos 28 años trabajando en la región y sí ha cambiado mucho la mentalidad de los productores, más porque están viendo que su situación económica se va mermando y ahora están a nuestro favor, muestra de ello es que en la región alrededor de 30 mil hectáreas se les hace la mínima labranza y dan un rendimiento muy similar a lo tradicional, pero con muy significativo ahorro en la producción. 

El objetivo es hacerle ver al agricultor que hay otras maneras de producir la tierra, con resultados favorables a un costo mucho menor a lo convencional, además de no generarle contaminación al medio ambiente", afirma el presidente del Club de Labranza y Conservación.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo