No Usar

Motos, coches y camiones salen mezclados en la octava etapa del Dakar

La octava etapa de este Dakar que se disputa íntegramente en Perú va desde San Juan de Marcona a Pisco y tiene un recorrido de 575 kilómetros, de los que 360 son cronometrados

Por  EFE

1/3
Motos, coches y camiones salen mezclados en la octava etapa del Dakar(EFE)

Motos, coches y camiones salen mezclados en la octava etapa del Dakar | EFE

Motos, coches y camiones salen mezclados en la octava etapa del Dakar(EFE)

Motos, coches y camiones salen mezclados en la octava etapa del Dakar | EFE

Motos, coches y camiones salen mezclados en la octava etapa del Dakar(EFE)

Motos, coches y camiones salen mezclados en la octava etapa del Dakar | EFE

Pisco, Perú.- La octava etapa del rally Dakar tiene la peculiaridad de que diez motos, diez coches y cinco camiones partirán mezclados según los mejores tiempos que hicieron en la víspera, durante la séptima etapa. 

Estos veinticinco vehículos partirán uno por uno cada tres minutos, y el resto de la caravana saldrá a la etapa conforme al orden habitual del Dakar, donde todas las motos salen primero, los coches después y por último los camiones. 

Esta circunstancia hará que los primeros en abrir pista en esta jornada sean tres motos y un coche, que son el británico Sam Sunderland (KTM), el chileno Nacho Cornejo (Honda), el estadounidense Ricky Brabec (Honda) y el francés Stéphane Peterhansel (Mini), respectivamente. 

Les seguirán otras tres motos y otro coche, entre ellos el francés Adrien Van Beveren (Yamaha), el argentino Luciano Benavides (KTM), el estadounidense Andrew Short (Husqvarna) y el español Joan 'Nani' Roma (Mini). 

Dentro de este orden de veinticinco vehículos, los últimos cinco serán los camiones del holandés Gerard De Rooy (Iveco), el bielorruso Siarhei Viazovich, el ruso Eduard Nikolaev (Kamaz), el argentino Federico Villagra (Iveco) y el holandés Maurik Van den Heuvel (Iveco). 
Por detrás de este grupo, ya fuera de ese orden especial, partirán el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) y el argentino Kevin Benavides (Honda), con la incógnita de saber si al salir tan atrás les beneficiará o los perjudicará, pues pueden encontrar el terreno muy maltratado por las ruedas de los camiones. 

Tanto el chileno como el argentino deben emplearse a fondo en esta jornada para intentar recortar las diferencias con Brabec, líder de la clasificación general en motos. 

En coches, el catarí Nasser Al-Attiyah, líder de la categoría, tiene una ventaja de media hora sobre Peterhansel y buscará cometer los mínimos fallos posibles para conservar esa ventaja. 

La octava etapa de este Dakar que se disputa íntegramente en Perú va desde San Juan de Marcona a Pisco y tiene un recorrido de 575 kilómetros, de los que 360 son cronometrados.