Bolsonaro deja en el aire la continuidad de su ministro de Educación

El mandatario dijo en un desayuno con periodistas en el Palacio presidencial de Planalto, en Brasilia, que Ricardo Vélez es "buena gente" y "honesto", pero lamentó que "está faltando gestión" en el ministerio

Por  EFE

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.(www.bolsonaro.com.br)

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. | www.bolsonaro.com.br

Brasilia.- El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, afirmó este viernes que el próximo lunes decidirá sobre la continuidad del ministro de Educación, Ricardo Vélez, cuya gestión se ha visto envuelta en múltiples polémicas y ha provocado disputas internas dentro de la cartera.

El mandatario dijo en un desayuno con periodistas en el Palacio presidencial de Planalto, en Brasilia, que Vélez es "buena gente" y "honesto", pero lamentó que "está faltando gestión" en el ministerio.

"Está bastante claro que no está dando resultado (...) Quien va a decidir soy yo. El lunes es el día de si se queda o no", aseveró Bolsonaro, quien asumió el poder el pasado 1 de enero, según recogió el diario Folha de Sao Paulo, uno de los medios invitados al acto.

Vélez, colombiano de nacimiento pero naturalizado brasileño, fue preguntado al respecto tras participar en un foro empresarial en el interior del estado de Sao Paulo y declaró que no tiene noticias sobre su futuro y que no piensa en entregar el cargo.

"Yo, personalmente, no tengo noticia. Pregunta a quien dijo eso. Yo pretendo participar en el foro y no voy a entregar el cargo", indicó el ministro, para luego manifestar que "la única cosa insostenible es la muerte".

El Ministerio de Educación ha sido escenario, prácticamente desde que asumió Vélez, de intensas disputas internas entre diferentes grupos de poder sobre el enfoque con el que se debe funcionar.

Esas diferencias han provocado un baile de despidos y contrataciones, algunas de las cuales nunca se llegaron a materializar, en los puestos más relevantes del despacho.

El resultado de esa crisis es la destitución de alrededor de una docena de funcionarios de alto escalón y la parálisis del ministerio, que cuenta con uno de los mayores presupuestos dentro del Ejecutivo.

Según la prensa local, en el interior del ministerio se libra una batalla entre el ala de los militares y los denominados "olavistas", como se conocen a los discípulos del filósofo brasileño Olavo de Carvalho, uno de los mentores de Bolsonaro.

Bolsonaro, líder de la extrema derecha en Brasil, desmintió el pasado 27 de marzo a algunos medios de comunicación que dieron como segura la destitución inminente de Vélez.

"Sufro 'fake news' (noticias falsas) como ese caso del despido del ministro Vélez. Los medios crean narrativas de que NO GOBIERNO, de que SOY TORPE, etc. Usted sabe quien quiere desgastarnos para crear una acción definitiva contra mi mandato en el futuro. Nuestro compromiso es con usted, con Brasil", dijo entonces el jefe de Estado en redes sociales.

Vélez también ha protagonizado diversas polémicas que le han obligado a rectificar o dar marcha atrás en más de una ocasión.

El ministro orientó a que todas las escuelas del país grabaran videos de los estudiantes cantando el himno nacional en ceremonias de homenaje a la bandera.

Después reconoció que se equivocó y rectificó ante el gran revuelo formado por tal decisión, rechazada, entre otros organismos, por el Consed, entidad que reúne a los secretarios de Educación de todos los estados brasileños.

Vélez ya había sido obligado con anterioridad a publicar una retractación tras haber dicho que los brasileños se comportaban como "caníbales" en sus viajes al exterior.

Por otro lado, en una reciente entrevista con el diario Valor Económico, indicó que "habrá cambios progresivos" en los libros de texto para que "los niños puedan tener la idea verídica" y "real" del golpe de Estado de 1964 y de la dictadura militar que se estableció después hasta 1985.