Centenares de mujeres en Honduras exigen cese de la violencia y justicia

Centenares de mujeres hondureñas protestaron este viernes en Tegucigalpa contra la violencia hacia ellas y exigieron justicia ante tantos crímenes, unos 6.000 en los últimos quince años

Por  EFE

Diferentes organizaciones feministas protestan frente el Ministerio Publico este viernes durante la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en Tegucigalpa (Honduras)(EFE)

Diferentes organizaciones feministas protestan frente el Ministerio Publico este viernes durante la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en Tegucigalpa (Honduras) | EFE

Tegucigalpa.- Centenares de mujeres hondureñas protestaron este viernes en Tegucigalpa contra la violencia hacia ellas y exigieron justicia ante tantos crímenes, unos 6.000 en los últimos quince años, que en su mayoría han quedado en la impunidad, según registros oficiales.

Diferentes organizaciones feministas protestan frente el Ministerio Publico este viernes durante la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Gustavo Amador

"La situación de la mujer en este momento en Honduras es totalmente deprimente, ser mujer en este país significa muerte", dijo la pastora Ana Ruth García durante una de los protestas que grupos de mujeres celebraron en la capital hondureña.

Agregó que un "sistema patriarcal" está "asesinando" a las mujeres y que "el régimen -que preside Juan Orlando Hernández- "no está haciendo nada por parar la ola de violencia contra las mujeres".

Según García, en lo que va de 2019 en Honduras han sido asesinadas 52 mujeres.

Indicó además que las niñas hondureñas también "están siendo violentadas en todos sus derechos", y que muchas mujeres "están huyendo del país por violencia".

"Tenemos que seguir resistiendo, seguir presionando en la lucha para reclamar nuestros derechos", acotó García, una de las mujeres que protestaron durante una marcha que finalizó frente al Ministerio Público, donde colocaron flores y otras ofrendas por las mujeres asesinadas en Honduras.

Las mujeres portaban pancartas con mensajes contra la violencia y exigiendo justicia en un país de machistas.

 Diferentes organizaciones feministas protestan frente el Ministerio Publico este viernes durante la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Gustavo Amador

"Nos estamos enfrentando a la crueldad, a la violencia, a las diversas manifestaciones de la violencia contra las mujeres que limitan nuestra libertad, pero limitan también nuestras vidas y al parecer estamos solas en esta lucha", subrayó Cristina Alvarado, del Movimiento Mujeres por la Paz Visitación Padilla.

En su opinión, se debe invertir más "para que las desigualdades sociales acaben".

"La violencia no la podemos ver al margen de las desigualdades sociales y estructurales. Cada vez más estamos enfrentadas a las crisis económicas, a una crisis de valores, pero sobretodo a una cultura machista que es promovida por las instituciones sociales, llámense la familia, las iglesias, la educación, los medios de comunicación", dijo Alvarado.

Señalo que "todos y cada uno de nosotros tiene responsabilidad para que estos niveles de violencia que vivimos hoy se manifiesten en la vida de las mujeres".

Otro movimiento menor de mujeres protestó frente a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), sin permitir acceso a estudiantes y maestros y con mantas grandes en los portones con un "8 M" (8 de marzo) impreso.

La Red de Trabajadoras Domésticas de Francisco Morazán, región central de Honduras, expresó en un comunicado que reclaman ante la sociedad hondureña "su silencio ante la explotación del trabajo de las mujeres que hacemos oficios domésticos asalariados".

"De las mujeres que en este país se reconocen como trabajadoras y trabajadores somos las que menos condiciones laborales tenemos establecidas en un Código de Trabajo, que no nos nombra y por lo tanto nos discrimina", añade el comunicado.

También expresaron que en la medida que más se profundiza la crisis económica y la violencia contra las mujeres, son ellas las que reciben duramente ese impacto y que por eso están dejando su país y a sus familias.

El Centro de Derechos de la Mujer (CEM-H) indicó en un pronunciamiento que hoy se paraban "con la misma energía que en otros años, para denunciar este sistema patriarcal que nos oprime con sus políticas neoliberales que profundizan la pobreza con la privatización de servicios públicos".

"Una vez más paramos para denunciar que las políticas gubernamentales de seguridad no protegen, pues tienen un enfoque militarizado represivo" y "paramos para denunciar la discriminación que sufren las mujeres en todos los ámbitos y poner el acento en la lucha contra el terrorismo machista", indicó el CEM-H.

Además, invitó a todas las mujeres a que dejen de encargarse de las tareas del hogar para protestar contra la violencia machista, la desigualdad salarial y la discriminación".