No Usar

Condenan en Chile a 11 militares por los homicidios del "Caso Quemados"

La Justicia chilena dictó este martes sentencia por el llamado "Caso Quemados" y condenó a 11 miembros del Ejército en retiro por los delitos perpetrados en 1986 en Santiago

Por  EFE

Arhivo

Arhivo "Caso quemados": La ciudadana chilena Carmen Gloria Quintana, quien fuera quemada junto al fotógrafo Rodrigo Rojas Denegri en 1986 durante la dictadura de Augusto Pinochet | (EPA) EFE, EFE

Santiago de Chile.- La Justicia chilena dictó este martes sentencia por el llamado "Caso Quemados" y condenó a 11 miembros del Ejército en retiro por los delitos de homicidio calificado de un hombre de 19 años y de homicidio calificado en grado frustrado de una mujer de 17 años, perpetrados en 1986 en Santiago.

Ambos fueron detenidos por uniformados el 2 de julio de 1986 durante una jornada de protesta contra la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y posteriormente golpeados y amenazados con armas de fuego, rociados con gasolina y quemados vivos.

Los miembros del Ejército arrojaron luego a las víctimas a una zanja junto a un camino rural, a las afueras de Santiago.

Las víctimas fueron el fotógrafo de agencias Rodrigo Rojas de Negri, que perdió su vida, y la joven Carmen Gloria Quintana, que logró salvarse pese a padecer graves quemaduras y heridas.

Por estos hechos, el ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, condenó a Julio Ernesto Castañer González, Iván Humberto Figueroa Canobra y Nelson Fidel Medina Gálvez a 10 años y un día de presidio, en calidad de autores de los delitos.

En tanto, Luis Alberto Zúñiga González, Jorge Osvaldo Astorga Espinoza, Francisco Fernando Vásquez Vergara, Leonardo Antonio Riquelme Alarcón, Walter Ronny Lara Gutiérrez, Juan Ramón González Carrasco, Pedro Patricio Franco Rivas y a Sergio Hernández Ávila fueron condenados a 3 años y un día de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada, como cómplices.

En la causa, se decretó la absolución de René Aníbal Muñoz Bruce, por falta de participación, y de Pedro Fernández Dittus por aplicación de la excepción de la cosa juzgada.

En el aspecto civil, se acogieron las demandas de indemnización de perjuicios, condenándose al Estado de Chile a pagar la suma total de 450 millones de pesos chilenos (unos 677.000 dólares) a la víctima sobreviviente y a los familiares a ambas.

El "Caso Quemados", motivó protestas contra la dictadura a nivel nacional y en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, donde residía el fotógrafo asesinado.

Según cifras oficiales, durante la dictadura de Pinochet 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos, mientras otros 33.000 fueron torturados y encarcelados por causas políticas.