Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Noticias

Culmina en Cuba proyecto UE para impulsar el cacao como factor de prosperidad

El cierre del proyecto fue celebrado este viernes en La Habana, donde el embajador de la UE en el país caribeño, Alberto Navarro, elogió la "excelente labor" desempeñada por la Agencia Española de Cooperación Internacional y para el Desarrollo 

Por: EFE

Culmina en Cuba proyecto UE para impulsar el cacao como factor de prosperidad(EFE, EFE)

Culmina en Cuba proyecto UE para impulsar el cacao como factor de prosperidad | EFE, EFE

La Habana.- La Unión Europea y la cooperación española culminaron un proyecto de cinco años en Cuba que apoyó la producción de cacao en Guantánamo y potenció los beneficios sociales y económicos de este cultivo con el fin de mejorar la calidad de vida de una de las zonas más pobres de la isla.

El cierre del proyecto fue celebrado este viernes en La Habana, donde el embajador de la UE en el país caribeño, Alberto Navarro, elogió la "excelente labor" desempeñada por la Agencia Española de Cooperación Internacional y para el Desarrollo (Aecid), que ha ejecutado la iniciativa con fondos europeos y propios.

Con este plan, en el que se invirtieron en total 2,3 millones de euros, "se ha contribuido a la recuperación de un cultivo fundamental" para el oriente cubano, destacó Navarro, quien agregó que el reto para Cuba ahora es aprovechar el potencial de su cacao, uno de los de mayor calidad del mundo.

Desde marzo de 2014 y sorteando los destrozos que causó en esa zona del este de la isla el huracán Matthew a finales del 2016, las cooperaciones de la UE y España han trabajado con 31 cooperativas de productores de cacao, dos fábricas e investigadores de varias instituciones estatales y locales.

El objetivo, a partir de la mejora de la seguridad alimentaria, era emplear las oportunidades del cultivo del cacao para desarrollar el entramado productivo local y aprovechar los subproductos de la cosecha cacaotera como la madera o el vino y vinagre de cacao.

Así, según los responsables del proyecto, se generó una cadena de valor que implicó también a otros cultivos como los frutales y el coco, e incluso la elaboración de helado.

En estos años también se introdujeron buenas prácticas agrícolas basadas en el respeto medioambiental, se mejoraron las variedades de la planta mediante la técnica del micro-injerto, se modernizaron las instalaciones, equipos y herramientas, y se apoyó a las mujeres productoras, ya que la iniciativa partía de un enfoque de igualdad de género.

Más allá, se trata de un proyecto que contribuye a arraigar a la población en el medio rural, reseñó por su parte el embajador español en Cuba, Juan Fernández Trigo, quien subrayó la acción "multiplicadora" de este emprendimiento en el que han unido fuerzas las cooperaciones española y europea.

En esta nota: