Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Noticias

Estudiante excarcelada agradece al pueblo de Nicaragua "por no rendirse"

Yaritza Rostrán, fue una de las cuatro mujeres consideradas "presas políticas" que hicieron huelga de hambre en días recientes

Por: EFE

Varias personas extienden una bandera de Nicaragua mientras esperan la excarcelación de 50 manifestantes opositores, este viernes, en Managua (Nicaragua).(EFE, EFE)

Varias personas extienden una bandera de Nicaragua mientras esperan la excarcelación de 50 manifestantes opositores, este viernes, en Managua (Nicaragua). | EFE, EFE

Managua.- La estudiante nicaragüense Yaritza Rostrán, quien fue excarcelada este viernes en medio de las negociaciones que mantiene el Gobierno de Daniel Ortega con una alianza opositora con las que buscan superar la crisis que estalló en abril pasado, agradeció al pueblo nicaragüense "por no rendirse".

"Lo primero que quiero decir es gracias al pueblo de Nicaragua, gracias por no rendirse, por seguir luchando por nosotras", dijo a los periodistas la estudiante, quien fue una de las cuatro mujeres consideradas "presas políticas" que hicieron huelga de hambre en días recientes.

"Gracias por todos aquellos que de alguna manera u otra lucharon todo este tiempo que estuvimos en prisión", agregó.

Rostrán, de 25 años, aseguró que los "prisioneros políticos" lo que más anhelan en la cárcel es "que el pueblo no se rinda, que el pueblo siga la lucha, que no desfallezca".

"Porque nosotros no nos hemos rendido, no nos rendimos en las cárceles y no nos vamos a rendir en ningún otra parte", remarcó.

La joven anunció que seguirá "luchando al lado del pueblo", porque su deseo es que "Nicaragua sea libre y nos vamos a dar por vencido nunca".

Contó que "la prisión en su totalidad es espantosa", pero que a pesar de eso sus compañeras que están detenidas han demostrado que son "guerreras, muy fuertes y mujeres valientes que no se darán por vencidas por nada".

Asimismo, afirmó que todos los días hacían protestas dentro de la prisión y no estaban a favor de las negociaciones con ellas privadas de libertad, sin que cesara la represión y sin que los nicaragüenses pudieran manifestarse en las calles.

Rostrán sostuvo que no se rendirá, que su lucha es estudiantil y ahora también por justicia y democracia.

Un grupo de 50 manifestantes opositores fueron excarcelados este viernes por decisión del Gobierno de Daniel Ortega, en medio de las negociaciones que mantiene con una alianza opositora con las que buscan superar la crisis que estalló en Nicaragua en abril pasado.

En un comunicado, el Ministerio de Gobernación informó de que "ha dado cumplimiento a 50 órdenes a favor de personas que se encontraban detenidas por haber cometido delitos contra la seguridad común y delitos contra la tranquilidad pública".

Explicó que los excarcelados recibieron "el beneficio legal de convivencia familiar u otras medidas cautelares".

El Ejecutivo y la alianza opositora acordaron hace dos días retomar las negociaciones a cambio de la "excarcelación de un núcleo apreciable" de manifestantes presos a partir de este viernes.

Las partes llegaron a ese acuerdo tras una reunión conjunta con el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, y el enviado especial de la secretaría general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla.

Las negociaciones habían sido abandonadas por la Alianza Cívica el domingo pasado después de ocho sesiones sin que las partes se hubieran puesto de acuerdo en los temas de fondo, relacionados con la justicia y la democracia.

La apertura del Gobierno al diálogo se da cuando penden sobre Nicaragua, contra Ortega y sus allegados, sanciones de Estados Unidos y de la Unión Europea.

El Consejo Permanente de la OEA ha comenzado a aplicar la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua, lo que podría culminar con su suspensión del organismo continental.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha ocasionado 325 muertos desde abril del año pasado, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

En esta nota: