Fieles salen a las calles de Brasil para celebrar el día de la diosa Iemanjá

El grupo Afoxé Filhos de Gandhi, pionero en la propagación de las religiones afrobrasileñas en el estado de Río, inició sus actividades a primera hora de este sábado y realizó una procesión hasta la céntrica Plaza Mauá

Por  EFE

Fieles salen a las calles de Brasil para celebrar el día de la diosa Iemanjá / Foto archivo en medios: playa de Salvador, en la Bahia(Medios: Victor Moriyama)

Fieles salen a las calles de Brasil para celebrar el día de la diosa Iemanjá / Foto archivo en medios: playa de Salvador, en la Bahia | Medios: Victor Moriyama

São Paulo.- Miles de fieles de las religiones afrobrasileñas se dieron cita este sábado en Río de Janeiro para rendir su tradicional homenaje al día de la reina de las aguas, la deidad Iemanjá, adorada como la diosa del mar en los ritos de credos como la umbanda o el candomble.

El grupo Afoxé Filhos de Gandhi, pionero en la propagación de las religiones afrobrasileñas en el estado de Río, inició sus actividades a primera hora de este sábado y realizó una procesión hasta la céntrica Plaza Mauá, en unos festejos que se extendieron durante todo el día.

Unas doscientas personas tiñeron las calles del centro de la ciudad más emblemática de Brasil de azul y blanco, en alusión a los colores representativos de la deidad, mientras caminaban hacia la zona portuaria de la capital carioca.

Nada más llegar a su destino, los fieles embarcaron en unas pequeñas balsas y lanzaron al mar un sinfín de ofrendas en forma de flores, comida y bebida a la reina del agua.

Las festividades incluyeron también presentaciones de danzas afrobrasileñas, como la capoeira o el samba, y cánticos dedicados a Iemanjá.

Ya en la playa carioca de Copacabana, la escuela de samba Renacer de Jacarepaguá hizo una procesión en la arena, que reunió, además de fieles, decenas de turistas y curiosos que circulaban por la región.

Mientras tanto, en Salvador, la capital regional del estado de Bahía (nordeste) y una de las ciudades que más congrega adeptos de las religiones afrobrasileñas, miles de personas se aglomeraron desde la madrugada en las calles para agradecer y conectarse a la diosa.

Por la tarde, la muchedumbre arrojó su incontables regalos al mar en unos pequeños barcos en medio de un intenso retumbar de tambores.

La umbanda fusiona elementos del catolicismo, del espiritismo de Allan Kardec, del ocultismo de raíces orientales, de corrientes africanas, tradiciones indígenas americanas y ritos de magia blanca y se rige por el culto a los Orixas (dioses), agrupados en elementos de la naturaleza, como el fuego, el agua, el aire y la tierra.