Gobierno argentino admite que el nivel de pobreza es "peor" que hace un año

De acuerdo a los últimos datos del Indec disponibles, la pobreza en la población urbana de Argentina se situó en el 27,3 % durante el primer semestre del año pasado, 1,6 puntos porcentuales por encima de la tasa registrada en la segunda mitad de 2017

Por  EFE

El jefe de Gabinete de Gobierno de Argentina, Marcos Peña(@SenadoArgentina)

El jefe de Gabinete de Gobierno de Argentina, Marcos Peña | @SenadoArgentina

Buenos Aires.- El jefe de Gabinete de Gobierno de Argentina, Marcos Peña, admitió este miércoles que los niveles de la pobreza en el país son aún elevados y "peores" que hace un año atrás.

Al brindar ante el Senado su informe de gestión, Peña habló de la "necesidad de trabajar sobre el desarrollo humano" por la "urgencia" que impone "hace ya mucho tiempo" la situación de la pobreza, cuyas cifras, reconoció, "son peores que hace un año y todavía son altas".

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer este jueves los datos oficiales del nivel de pobreza e indigencia urbanas correspondientes al segundo semestre de 2018.

Todo hace prever que las cifras confirmarán un deterioro de la situación social como consecuencia de la recesión económica y la alta inflación que vive Argentina desde el segundo trimestre del año pasado.

De acuerdo a los últimos datos del Indec disponibles, la pobreza en la población urbana de Argentina se situó en el 27,3 % durante el primer semestre del año pasado, 1,6 puntos porcentuales por encima de la tasa registrada en la segunda mitad de 2017.

En su comparecencia ante el Senado, Peña aseguró que el Gobierno de Mauricio Macri, iniciado en diciembre de 2015, ha trabajado por "ampliar y fortalecer la protección social" definida como una "política de Estado" y no como una dádiva o un beneficio de un dirigente político o un sector político".

"La decisión de proteger a los sectores más vulnerables a través de herramientas, de derechos y de políticas activas es un consenso que surge a partir de este siglo en Argentina y que creemos que debe ser una política de Estado", señaló el jefe de Estado.

Peña observó que "la mayor preocupación dentro del debate de la pobreza tiene que ver con la infantilización de la pobreza" ya que "más del 40 % de los menores de 14 años son pobres" en el país suramericano.

"Para ellos expandimos la política de ingresos mínimos a través de la asignación universal por hijo y de asignaciones familiares (dos subsidios estatales). Incorporamos a más de un millón de chicos adonde antes el Estado no llegaba, chicos que antes no tenían esa protección", destacó.