No Usar

La UE pide a las autoridades de Nicaragua que "cesen toda represión"

La Unión Europea pidió este lunes a las autoridades de Nicaragua y a sus fuerzas de seguridad que "cesen toda represión" y respeten íntegramente los derechos constitucionales

Por  EFE

Miembros de la policía nacional detienen a varios manifestantes el sábado 16 de marzo, en Managua (Nicaragua).(EFE, EFE)

Miembros de la policía nacional detienen a varios manifestantes el sábado 16 de marzo, en Managua (Nicaragua). | EFE, EFE

Bruselas.- La Unión Europea (UE) pidió este lunes a las autoridades de Nicaragua y a sus fuerzas de seguridad que "cesen toda represión" y respeten íntegramente los derechos constitucionales, incluidos la libertad de expresión, de prensa y de reunión.

"La UE espera del Gobierno y las fuerzas de seguridad (de Nicaragua) que cesen toda represión y garanticen el respeto íntegro de los derechos constitucionales, incluyendo el de expresión y reunión, así como el de libertad de prensa", indica en un comunicado el Servicio Europeo de Acción Exterior de la UE.

La nota diplomática reclama que "todos los grupos paramilitares" se desarmen y desarticulen "urgentemente" y avisa que "sólo un diálogo creíble e inclusivo puede resolver la actual crisis política del país".

"La UE llama a todas las partes a continuar con sus esfuerzos y a tomar medidas verdaderas y constructivas para ese fin", agrega el Servicio Europeo de Acción Exterior.

La diplomacia europea subraya que las informaciones sobre "represión violenta y uso arbitrario de la fuerza por parte de la policía contra los manifestantes y la prensa en Nicaragua va contra los esfuerzos del país para la reconciliación y el diálogo".

La violencia policial ejercida este sábado contra manifestantes opositores que pedían la liberación de "presos políticos" terminó con 107 detenidos, según datos de la Policía local, o 164 de acuerdo con el movimiento Unidad Nacional Azul y Blanco, que además informó de seis heridos a causa de los disparos realizados por los agentes.

Nicaragua vive una crisis que en once meses ha dejado 325 muertos, conforme a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan la cifra a 561, mientras que el presidente del país, Daniel Ortega, sólo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.