Lanzan gas pimienta y golpean a presos en Nicaragua, denuncian familiares

Tres custodios ingresaron violentamente a las celdas de Francisco Sequeira y Chester Membreño, y les tiraron gas pimienta, los esposaron y los golpearon

Por  EFE

Archivo(EFE)

Archivo | EFE

Managua.- Familiares de los manifestantes que se encuentran detenidos por protestar contra el Gobierno de Daniel Ortega en el marco de la crisis que estalló en abril pasado, denunciaron este sábado que los custodios lanzaron gas pimienta y golpearon a sus parientes en prisión.

Los afectados contaron a sus familiares que los visitaron en la prisión, que tres custodios ingresaron violentamente a las celdas de Francisco Sequeira y Chester Membreño, y les tiraron gas pimienta, los esposaron y los golpearon.

Julio Montenegro, abogado defensor de los detenidos y activista de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), confirmó que recibió esa y otra denuncia.

La tarde del viernes "se generó un incidente en el Sistema Penitenciario de Tipitapa, porque un preso político de la celda número ocho, pedía desesperadamente abrieran la puerta de la celda por estar enfermo", explicó el abogado en un tuit.

Como los custodios no accedieron, los detenidos Edwin Carcache, Francisco Sequeira, Levis Rugama y Chester Membreño, entre otros, "protestaron fuertemente", mientras otros prisioneros "abrieron un hoyo en el techo y salieron al techo con una bandera azul y blanco de Nicaragua, cantando el himno nacional", indicó.

El Estado mantiene encarcelado al menos a 650 manifestantes antigubernamentales y cambió el régimen carcelario a otros 112 "presos políticos", para un total de 762 convictos, según el Comité Pro Libertad de Presas y Presos Políticos, que denuncia al Gobierno de utilizar "como rehenes" a los reos en las negociaciones que mantiene con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

El Gobierno de Nicaragua reconoce 340 detenidos por su participación en el "fallido intento de golpe de Estado", como el Ejecutivo tilda las protestas callejeras que comenzaron en abril de 2018, y los tilda de "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes".

Desde el pasado 18 de abril, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado entre 325 y 561 muertos, de 340 a 767 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios. Ortega reconoce 199 muertos.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros abusos contra los manifestantes y opositores.

Mientras el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), tutelados por la CIDH, asegura que existen pruebas para argumentar que el Gobierno de Ortega ha incurrido en delitos de lesa humanidad en el marco de la crisis.

Ortega, que lleva doce años en el poder de manera continua, no acepta responsabilidad en la crisis ni tampoco los señalamientos generalizados sobre graves abusos de las autoridades contra los manifestantes antigubernamentales, y denuncia ser víctima de un intento de "golpe de Estado" que, asegura, ya ha sido aplacado.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo