No Usar

Los obispos católicos bolivianos se comprometen a actuar contra la pederastia

El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Aurelio Pesoa, leyó en La Paz un comunicado de los obispos de Bolivia en el que citó el último de estos casos conocido en el país

Por  EFE

El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Aurelio Pesoa.(www.iglesiaviva.net)

El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Aurelio Pesoa. | www.iglesiaviva.net

La Paz.- La Conferencia Episcopal Boliviana expresó este martes su compromiso a actuar "con transparencia, justicia y caridad" hacia las víctimas en casos de abuso sexual por parte de sacerdotes en Bolivia.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Aurelio Pesoa, leyó en La Paz un comunicado de los obispos de Bolivia en el que citó el último de estos casos conocido en el país, con la aprehensión de un sacerdote de la Diócesis de Potosí por supuestos abusos deshonestos a menores.

"En comunión con el papa Francisco y los obispos de Bolivia, aseguramos que este tipo de hechos deben ser juzgados con absoluta rigurosidad, respetando derechos y sancionando a quien resultara responsable, tanto en el ámbito de la justicia ordinaria como en el ámbito del Derecho Canónico", subrayó el comunicado.

La nota recuerda que además de estar detenido de forma preventiva por la Justicia ordinaria, el sacerdote denunciado también será procesado por el Derecho Canónico, por lo que fue suspendido de su ministerio, "encontrándose impedido de ejercer el oficio sacerdotal, mientras sea definida su situación legal".

La Conferencia Episcopal Boliviana destacó que en la Iglesia católica de Bolivia "se están dando los pasos necesarios para la creación de una comisión nacional para los abusos sexuales, que tiene como finalidad la investigación, prevención y orientación a los obispos sobre posibles casos que puedan surgir".

"Como Iglesia priorizamos la atención a las víctimas y a las familias que hubiesen tenido que pasar por este tipo de situaciones dolorosas y de violencia repudiable, más aún cuando involucran a miembros de la Iglesia, que tenemos como sagrado deber el cuidado de los niños, adolescentes y jóvenes que se nos confían", recalcó.

Desde 2007 han trascendido casos de abusos de sacerdotes a menores en Bolivia, como el de un cura uruguayo que huyó del país o el de un otro religioso sentenciado a prisión que se suicidó en la cárcel.

Actualmente una orden religiosa investiga una acusación de pederastia hacia un religioso ya retirado en Bolivia.

En febrero de este año el Vaticano desarrolló un gran encuentro con 190 representantes de la jerarquía católica, uno de ellos de Bolivia, para abordar la lacra de los abusos a menores por parte de clérigos, en el que también participaron algunas víctimas.

El papa Francisco se comprometió a que la Iglesia hará todo lo necesario para llevar ante la Justicia a cualquiera de sus miembros que haya cometido abusos de tipo sexual y que nunca intentará encubrir o subestimar ningún caso.