Militar brasileña recibirá premio de ONU por defensa de igualdad de género

El premio, creado en 2016, reconoce el esfuerzo de los integrantes de las misiones de la ONU en la promoción de principios sobre mujeres, paz y seguridad

Por  EFE

La capitana de corbeta de la Armada brasileña Marcia Andrade Braga(@ONUMulheresBR)

La capitana de corbeta de la Armada brasileña Marcia Andrade Braga | @ONUMulheresBR

Río de Janeiro.- La capitana de corbeta de la Armada brasileña Marcia Andrade Braga recibirá este viernes en Nueva York el premio de Defensora Militar de la Igualdad de Género de la ONU por el trabajo desarrollado en la Misión de Paz de las Naciones Unidas de la República Centroafricana.

El premio, creado en 2016, reconoce el esfuerzo de los integrantes de las misiones de la ONU en la promoción de principios sobre mujeres, paz y seguridad y será entregado por el secretario general de la organización, António Guterres, durante la Conferencia Ministerial de Fuerzas de Paz.

"No me lo creí cuando me lo dijeron. Estaba en Italia y recibí la noticia en el Día Internacional de la Mujer. Hasta le pregunté a la persona que me llamó: '¿Dónde está el documento formal? ¿Eso es real?'", contó la militar en una entrevista telefónica con Efe.

En la Armada desde hace 18 años, Marcia, que antes de iniciar la carrera militar era profesora, partió a África en abril de 2018.

En su maleta cargaba la misión de facilitar, desde una perspectiva de género, el trabajo para la protección de civiles por parte de las tropas de la ONU que actúan en la República Centroafricana desde 2014, cuando la misión de las Naciones Unidas para la estabilización del país (Minusca) fue instaurada.

"Fui la primera brasileña en asumir esa función de asesora militar de género", contó.

Un trabajo específico, desarrollado por un batallón zambiano casi en la frontera de la República Centroafricana con Sudán, que había creado un grupo para integrar a las mujeres, llamó la atención de la brasileña.

"Me apasioné por su trabajo. Consiguieron que las mujeres de la comunidad estuvieran más integradas. La forma como la comunidad aceptaba la misión y la interacción entre todos era fantástica", destacó.

A pedido de Marcia, el ejemplo se convirtió en un documental que mostraba las cuestiones de género y el cual fue exhibido a los cerca 11.700 militares de la Minusca.

A raíz de eso, se crearon equipos formados por hombres y mujeres en varias regiones del país con el objetivo de involucrar a sus habitantes y reunir informaciones importantes para auxiliar en el trabajo de protección de civiles.

Otra parte del trabajo consistió en ampliar la presencia de mujeres en las rondas de patrulla hechas por militares de la Minusca en todo el país.

"Quita un poco del carácter ofensivo de la presencia de las tropas, hace la misión más humana, más próxima a la comunidad. Si escuchas a la comunidad, hay más información y es más efectivo en la protección de los civiles", agregó.

"En el caso de la República Centroafricana, muchas mujeres no tienen voz. Además de favorecer la interacción, de hacer que se sientan más propensas a hablar de un caso de violencia sexual con una mujer, está la cuestión de la propia igualdad de género, que la mujer puede desempeñar el mismo papel que un hombre. Servimos de ejemplo", afirmó.

Uno de los principales objetivos es reducir el número de violaciones cometidos por los varios grupos armados que actúan en el país, muchos de ellos infiltrados en las comunidades.

Con los datos colectados por las patrullas, Marcia consiguió identificar mejor las áreas vulnerables y, junto con los diversos equipos que trabajan en el país, propuso soluciones para disminuir desplazamientos de las mujeres, como la instalación de bombas de agua y de sistemas de energía solar cerca de los poblados, además de la creación de huertas comunitarias.

"Las mujeres son las que más se quedan en la calle, buscando agua, alimentos, leña. Las violaciones ocurren con mujeres de todas las edades. La cuestión es muy seria. En un área, en dos meses, hubo un número absurdo de 80 casos de violencia sexual reportados. Y eso significa que hay muchos más no registrados", explicó.

Para la brasileña, el premio dará todavía más visibilidad a la importancia de la presencia femenina en misiones de paz como la Minusca y a reducir la resistencia de algunos comandantes con la cuestión de la igualdad de género.

Actualmente, de los 11.700 militares que componen las fuerzas de la ONU en la República Centroafricana, tan solo 3,5 % son mujeres. En todas las operaciones similares comandadas por la ONU, el porcentaje llega al 4 %, aunque en la meta propuesta en la Estrategia para la Paridad de Género de Personal Uniformado es llegar hasta el 15 % en 2028.

Tras recibir el galardón, Marcia participará en una reunión con otras diez mujeres integrantes de la misión de la paz de la ONU en todo el mundo y que contará con la presencia de la actriz Angelina Jolie, embajadora de Buena Voluntad de Naciones Unidas, así como de ministros de Defensa de varios países.