Mototurismo, un pasatiempo que crece entre los cubanos

Para ser miembro de LAMA, que hoy tiene 220 Capítulos en 25 países y agrupa a unas 7.000 personas, hay que ser mayor de edad, tener una moto y licencia de conducción

Por  Xinhua

Mototurismo, un pasatiempo que crece entre los cubanos(Xinhua)

Mototurismo, un pasatiempo que crece entre los cubanos | Xinhua

La  Habana.- El cubano Jorge González Lucas siente un tremendo orgullo por su vieja motocicleta, una BMW R50 fabricada en 1957 en Alemania, y que probablemente sea la única de esa marca que aún rueda por las calles y carreteras de Cuba.

Este hombre de unos cincuenta años, alto y delgado, a quien todos llaman Lucas, por su segundo apellido, se desvela por mantener su vehículo como si acabara de salir de la fábrica.

"En Cuba nunca hubo concesionario de las motocicletas alemanas BMW y las pocas que rodaban aquí eran directamente importadas por sus dueños, por lo cual es difícil verlas hoy", dijo Lucas a Xinhua mientras lustraba con un paño la superficie del tanque de gasolina de su potente máquina.

Hace varios años "descubrió" la moto en la central ciudad de Santa Clara, a unos 270 kilómetros al este de La Habana, donde pertenecía a un joyero "que no la cuidaba mucho y hasta le había colgado un sidecar".

El empeñoso motorista adquirió la máquina alemana a cambio de un poco de dinero y de su anterior moto, una BSA británica, pero al tomar posesión de la motocicleta comenzó la odisea de restaurarla lejos del concesionario y más distante aún del fabricante.

Poco a poco, en una labor costosa y paciente, restauró el asiento, las luces y los espejos retrovisores, además del tanque de combustible, la parrilla y el pedal de arranque hasta llegar a conseguir tornillos, tuercas y arandelas originales, todos de la marca BMW.

Con su BMW R50 que parece recién estrenada, Lucas es el presidente del Capítulo Cuba de la Asociación Latinoamericana de Motociclistas conocida en el mundo como LAMA (Latin American Motorcycle Asociation) por sus siglas en inglés.

En Cuba, la asociación tiene cerca de 400 socios, con una estructura territorial con presencia en las 15 provincias del país y sigue creciendo cada año.

"Estamos en franco ascenso. El crecimiento está en 10, un 15 por ciento anual, o sea estamos incrementando la membresía, por lo que esperamos que en un par de años lleguemos a la cifra de 500 miembros", dijo Lucas, quien encabeza una gira de un centenar de motoristas por las calles de La Habana.

Xinhua

Los miembros de la asociación practican el llamado "mototurismo", una modalidad que reúne en excursiones a dueños de motos, y que en esta oportunidad celebra el próximo aniversario de la capital cubana, que en noviembre venidero arriba a los 500 años de fundada.

Cuando organizan sus vistosas caravanas, los miembros de la organización cumplen de manera estricta dos reglas: hay que utilizar el uniforma adecuado y andar a la velocidad establecida. 

Como todo uniforme, la ropa que usan tiene un significado y así el chaleco lleva la bandera cubana en el extremo superior derecho, debajo está el cargo, el nombre y el parche que acredita como miembro de una organización internacional. 

Los aditamentos de la espalda se ganan poco a poco, pues cuando se entra al grupo se coloca la letra P, que señala que se es un Prospecto, aunque a los seis meses de permanencia pasan a ser miembro oficial, tras una votación colectiva. 

En esta ocasión, el paseo resulta singular, pues se ha sumado medio centenar de motociclistas de México, Puerto Rico y Estados Unidos, encabezados por el presidente de LAMA internacional, Mario Nieves, un puertorriqueño veterano de la Guerra de Vietnam y que vive desde niño en Chicago, Estados Unidos.

Nieves, quien creó LAMA en 1977 "para promover la paz, el amor y la no violencia", viajó a Cuba por primera vez en 1999 y contactó con el club MOCLA, una agrupación informal que integraban dueños de motos clásicas y de otras más modernas.

De aquel encuentro nació el Capítulo Cuba de LAMA, algo de lo que ahora Nieves siente un gran orgullo, después de haber viajado 12 veces a la isla.

"El orgullo de estar aquí es saber que el cubano, aunque ha tenido problemas económicos, ha sobrevivido y ha mantenido estos grandes, increíbles vehículos que usan, por lo que estamos rodando con lo que califico con un museo del mundo de las motocicletas", dijo Nieves a Xinhua.

Para ser miembro de LAMA, que hoy tiene 220 Capítulos en 25 países y agrupa a unas 7.000 personas, hay que ser mayor de edad, tener una moto y licencia de conducción, además de sentir la pasión por rodar y practicar el mototurismo.