Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Noticias

"Necesitamos tener nuestro Guantánamo", dice Wilson Witzel

El  gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, dijo que los narcotraficantes,  tienen que ser tratados como terroristas

Por: Fabiola Manjarrez

Gobernador Wilson Witzel.

Gobernador Wilson Witzel.

Río de Janeiro.- El nuevo gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, dijo que los narcotraficantes,  tienen que ser tratados como terroristas, deberían permanecer recluidos en una prisión tipo la estadounidense de Guantánamo en Cuba.

"Necesitamos tener nuestro Guantánamo. Hay que poner a los terroristas en lugares donde la sociedad se libre completamente de ellos", dijo Witzel en el discurso que pronunció en la ceremonia de toma de posesión del nuevo secretario de Policía Civil de Río, Marcus Vinícius Braga.

Guantánamo es una cárcel de alta seguridad de Estados Unidos, ubicada en la bahía que lleva el mismo nombre en Cuba y que fue creada en 2002 por el entonces presidente George W. Bush tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Según la legislación de Estados Unidos, por estar lejos de los tribunales, los presos de Guantánamo son excluidos de las protecciones legales garantizadas por los Convenios de Ginebra a los prisioneros de guerra, permitiendo que queden encarcelados de forma indefinida, sin recurso legal.

Witzel, un exjuez federal y admirador de Jair Bolsonaro, el ultraderechista que este martes asumió como presidente de Brasil, ha manifestado en varias oportunidades que los narcotraficantes deben ser considerados como terroristas.

El gobernador tiene entre sus proyectos de gobierno uno mediante el cual pretende permitir que las autoridades puedan abatir a quienes estén armados con fusiles, por considerarlos un "peligro para la sociedad".

Además de considerar a los narcotraficantes como terroristas, Witzel, en otro evento al que asistió este jueves, aseguró que tratará como terrorista a cualquiera que porte armas de grueso calibre sin estar uniformado.

"Quien usa un fusil y no está vistiendo un uniforme es enemigo, quien usa un fusil y quiere dominar un territorio es un terrorista, y así será tratado", aseguró.

El gobernador dijo haber conversado con el presidente Bolsonaro para que el Gobierno federal apoye un proyecto que posicione a los narcotraficantes como terroristas para que así puedan ser abatidos si están portando fusiles. 

"Vamos a sacar el poder del tráfico de drogas y espero que el Congreso Nacional apruebe una ley antiterrorista que enmarque a los traficantes como terroristas para que puedan ser abatidos de fusil y, de una vez, cerrar esa polémica. Ya hablé (con el presidente Bolsonaro) y estamos trabajando en ese asunto.

Él debe encaminar (la propuesta) para el Congreso Nacional y la vamos a apoyar", precisó.

Río de Janeiro es uno de los estados más violentos del país en parte por el control armado que bandas de narcotraficantes y de paramilitares ejercen sobre diferentes y enormes favelas. 

En esta nota: