No Usar

Nicaragua debe atender el embarazo precoz y la violencia sexual, según Unicef

Según el Ministerio de la Familia de Nicaragua, al menos 1 de cada 2 niñas o adolescentes que ha vivido una situación de violencia sexual ha quedado embarazada, advirtió el Unicef

Por  EFE

Imagen ilustrativa(pixabay.com)

Imagen ilustrativa | pixabay.com

Managua.- El embarazo en adolescentes y la atención integral de la violencia sexual es un tema que necesita la atención y vinculación del Estado de Nicaragua con la sociedad en general, dijo este viernes el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Según el Ministerio de la Familia de Nicaragua, al menos 1 de cada 2 niñas o adolescentes que ha vivido una situación de violencia sexual ha quedado embarazada, advirtió el Unicef.

El representante adjunto de Unicef Nicaragua, Pulo Sassarao, observó que el embarazo a temprana edad compromete la supervivencia y desarrollo de las adolescentes y sus bebés, además afecta negativamente la economía familiar y el desarrollo del país.

"Ojalá se pueda llegar a una estrategia nacional integrada para la prevención del embarazo adolescente que involucre a todos los sectores de la sociedad", abogó Sassarao en una declaración escrita.

Con ese fin, Unicef Nicaragua se reunió con diversas instituciones estatales y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) para idear la articulación de estrategias interinstitucionales enfocadas, precisamente, a la prevención y atención en embarazos a adolescentes, indicó.

En esa reunión participaron funcionarios de los Ministerios de la Familia, de la Salud, y Educación, donde delegados de la Dirección de Atención Psicosocial del Ministerio de la Familia presentaron los resultados de una consulta nacional sobre embarazo adolescente.

Los resultados de esa consulta, según Unicef, arrojaron que entre 2014 y lo que va de 2019 las autoridades nicaragüenses han atendido 1.441 situaciones de violencia sexual, entre ellos 811 casos registrados en niñas y adolescentes.

De esos 811 casos de menores de edad, 466 terminaron embarazadas producto de la violencia sexual, según el estudio.

El Ministerio de la Familia refirió que algunas de las consecuencias del embarazo en adolescentes son los riesgo de muerte de madre y bebé, que adolescentes asuman un rol de padres y madres, y que la economía familiar se vea afectada.

Además de afectaciones psicológicas como la depresión y que las adolescentes embarazadas abandonen la escuela o el bebé por no ser deseado.

Para prevenir el embarazo en adolescentes, el Ministerio de la Familia sugiere que las familias deben mejorar la comunicación y estilos de crianza con sus hijas e hijos, y que la comunidad debe facilitar factores protectores a la niñez y adolescencia para la prevención del embarazado a temprana edad.

Además, fortalecer las capacidades del personal interinstitucional con formación especializada en educación integral de la sexualidad.

En Nicaragua, tres de cada 10 mujeres han parido al menos un hijo antes de cumplir los 18 años, de acuerdo con un estudio de la no gubernamental Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), que califica ese fenómeno de "preocupante" y que el país tiene la tasa más alta de embarazos adolescentes en América Latina.