Nuevo administrador apostólico de Santiago se reunirá con el papa Francisco

El obispo Celestino Aós anunció que viajará al Vaticano, una semana después de haber sido nombrado por el pontífice después de aceptar la renuncia del ya arzobispo emérito capitalino

Por  EFE

El administrador apostólico del Arzobispado de Santiago, el obispo Celestino Aós.(Archivo en medios de noticias.)

El administrador apostólico del Arzobispado de Santiago, el obispo Celestino Aós. | Archivo en medios de noticias.

Santiago de Chile.- El administrador apostólico del Arzobispado de Santiago, el obispo Celestino Aós, anunció hoy que la próxima semana viajará al Vaticano para reunirse con el papa Francisco.

El anuncio lo realizó el religioso este viernes, una semana después de haber sido nombrado por el pontífice después de aceptar la renuncia del ya arzobispo emérito capitalino, el cardenal Ricardo Ezzati, quien está siendo investigado por la Fiscalía por la presunta comisión de encubrimiento de abusos sexuales.

"Mis prioridades en la Iglesia de Santiago son claras: el evangelio. Ese es mi manual de instrucciones", afirmó Aós durante una reunión con trabajadores de la Iglesia Católica de Santiago.

En ese encuentro, Aós también destacó que "no son buenos momentos para la Iglesia", institución sumida en un grave crisis en los últimos años por los abusos sexuales cometidos por personas relacionadas por el clero.

"Tenemos que poner la cara o aceptar los errores de otros, que nos involucran a todos. Pero somos Iglesia y tenemos que trabajar unidos", indicó el administrador apostólico.

Aós, obispo español de 73 años, asumió el pasado sábado su cargo tras la salida de Ezzati y al día siguiente hizo efectiva su nueva función en una misa realizada en el Catedral Metropolitana, en el centro de la capital chilena.

La renuncia de Ezzati fue la octava aceptada por el papa de la cúpula de la Iglesia chilena después de que el pasado may o los 34 obispos del país austral fueran llamados por el pontífice al Vaticano y pusieran en bloque sus cargos a disposición del papa Francisco.

En su nuevo cargo, Aós ya ha tenido que enfrentar en apenas siete días la histórica decisión de la Justicia chilena de condenar al Arzobispado de Santiago a pagar una indemnización de 300 millones de pesos (unos 441.000 dólares) a Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, los primeros denunciantes del expárroco Fernando Karadima.

El citado prelado es un exsacerdote que fue muy influyente dentro de la Iglesia Católica chilena, quien desde la parroquia santiaguina de El Bosque, situada en un barrio acomodado de la capital, forjó durante años sólidos nexos con sectores de la elite política y económica del país.

Durante sus años como cura cometió abusos sexuales contra niños y adolescentes, por los que no pudieron condenarle por la vía penal al estar prescritos los delitos.

La Fiscalía Nacional de Chile investiga a 219 religiosos chilenos en 158 casos de abusos sexuales contra 241 víctimas, de las cuales 123 eran menores de edad al momento de los hechos.