Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Noticias

ONG venezolana dice que continúa "ataque" a población en frontera con Brasil

El director de la ONG, Alfredo Romero, dijo en una rueda de prensa en Caracas que "la agresión contra el pueblo indígena ha sido muy importante y muy grave"

Por: EFE

Venezolanos se enfrentan con miembros de la Guardia Nacional Bolivariana este domingo en la frontera entre Pacaraima (Brasil) y Venezuela. Una veintena de antichavistas fueron dispersados este domingo en el límite de Brasil con Venezuela, tras provocar hasta el extremo a agentes venezolanos que bloquean la frontera, cerrada por orden del Gobierno de Nicolás Maduro para impedir la entrada de ayuda humanitaria.(EFE)

Venezolanos se enfrentan con miembros de la Guardia Nacional Bolivariana este domingo en la frontera entre Pacaraima (Brasil) y Venezuela. Una veintena de antichavistas fueron dispersados este domingo en el límite de Brasil con Venezuela, tras provocar hasta el extremo a agentes venezolanos que bloquean la frontera, cerrada por orden del Gobierno de Nicolás Maduro para impedir la entrada de ayuda humanitaria. | EFE

Caracas.- La ONG venezolana Foro Penal afirmó este lunes que continúa el "ataque" contra la población de Cumaracapai (Bolívar, sur), que linda con Brasil y está compuesta principalmente por aborígenes de la etnia pemón, en medio de la tensión desatada por el intento de ingresar ayudas al país suramericano.

El director de la ONG, Alfredo Romero, dijo en una rueda de prensa en Caracas que "la agresión contra el pueblo indígena ha sido muy importante y muy grave", y que los "capitanes" aborígenes han tenido que abandonar el poblado para ocultarse en zonas boscosas.

Romero también dijo que las escaramuzas entre la población civil y las fuerzas de seguridad del Estado iniciaron el pasado viernes, cuando un grupo de manifestantes intentó impedir el paso de un convoy militar que cerró los pasos fronterizos con Brasil, tras una orden del presidente Nicolás Maduro.

La oposición venezolana asegura que el país, depósito de las mayores reservas probadas de petróleo en el mundo, atraviesa una "emergencia humanitaria compleja" y ha pedido ayudas a la comunidad internacional para hacerle frente.

La mayoría de estas donaciones se almacena en los límites del país con Brasil y Colombia y se esperaba que ingresara el pasado sábado en una operación dirigida por el Parlamento, pero Maduro, que ha dicho muchas veces que no aceptará las ayudas por considerar que puede dar paso a un invasión extranjera, bloqueó las fronteras.

En la línea fronteriza con Colombia, dos camiones con varias toneladas de ayudas fueron quemados en medio de acusaciones cruzadas entre el Gobierno y la oposición.

Asimismo, al ONG cifró en 885 los presos políticos en el país, un número que experimentó un descenso desde los casi mil que informó el propio foro a inicios de mes.

Con todo, otro de los directores del foro, Gonzalo Himiob, señaló que si bien se han producido "algunas excarcelaciones", todas han sido bajo medidas cautelares, lo que mantiene "a más 7.900 personas sujetas a procesos penales arbitrarios e injustos".

Todo esto ocurre en medio de la crisis política que se acentuó el pasado enero, cuando Maduro juró un nuevo mandato de 6 años cuya legitimidad que no reconocen la oposición y buena parte de la comunidad internacional y en respuesta a ello el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se proclamó presidente encargado.

Guaidó hizo una prioridad de su "Gobierno interino" el ingreso de ayudas al país, y ha señalado que ante la negativa de Maduro a aceptar las donaciones planteará formalmente a la comunidad internacional "tener abiertas todas las opciones" para cesar la "usurpación" que considera hace el líder chavista de la Presidencia.

Según distintas fuentes, los disturbios en las fronteras de Venezuela dejaron este fin de semana por lo menos 4 muertos, cerca de 300 heridos, mientras que la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, confirmó que más de 120 miembros de las Fuerzas Armadas venezolanas han desertado.

Venezuela vive una situación de inestabilidad política desde el 10 de enero, cuando Maduro volvió a tomar posesión del cargo de presidente tras imponerse en las elecciones de mayo pasado, no reconocidas por parte de la comunidad internacional.

La tensión en Venezuela se incrementó desde que el pasado 23 de enero Guaidó, jefe del Parlamento venezolano, se adjudicara las competencias del Ejecutivo por considerar ilegítimo a Nicolás Maduro.

Esta acción aceleró la crisis política en Venezuela, debido a que, además, buena parte de la comunidad internacional, como Estados Unidos y varios países europeos y latinoamericanos, han dado su respaldo a Guaidó y presiona para que se convoque a elecciones. 

En esta nota: