Primer ministro de Perú se reúne con líderes de protesta contra mina de cobre

La reunión se celebra en la sede de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP)

Por  EFE

El primer ministro de Perú, Salvador del Solar, se reúne este sábado en Lima con los representantes de la comunidad de Fuerabamba y de la empresa china MMG para buscar una solución a la protesta que impide las operaciones de la mina de cobre Las Bambas.(@pcmperu)

El primer ministro de Perú, Salvador del Solar, se reúne este sábado en Lima con los representantes de la comunidad de Fuerabamba y de la empresa china MMG para buscar una solución a la protesta que impide las operaciones de la mina de cobre Las Bambas. | @pcmperu

Lima.- El primer ministro de Perú, Salvador del Solar, se reúne este sábado en Lima con los representantes de la comunidad de Fuerabamba y de la empresa china MMG para buscar una solución a la protesta que impide las operaciones de la mina de cobre Las Bambas desde hace casi dos meses.

La reunión se celebra en la sede de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), que anunció en su cuenta en Twitter que también participa el defensor del pueblo, Walter Gutiérrez.

La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) detalló que asisten, además, la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Paola Bustamante, y el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Edmer Trujillo.

Asiste, una comisión de comuneros de Fuerabamba presidida por su dirigente Gregorio Rojas; los congresistas por la región Apurímac Richard Arce y Dalmiro Palomino; el presidente de la CEP, Miguel Cabrejos; el cardenal Pedro Barreto y los obispos Robert Prevost y Norberto Strotmann.

"Queremos llegar a una solución definitiva juntos", agregó la PCM en Twitter.

Añadió que la comisión que preside Del Solar asiste a la reunión "con el propósito de que se pueda escuchar a todas las partes involucradas y así iniciar el camino hacia una solución al conflicto".

La comunidad de Fuerabamba, en la región andina de Apurímac, bloquea desde hace casi dos meses la mina Las Bambas, productora del 2 % del cobre mundial, mientras reclama una compensación económica por el paso diario de cientos de camiones por un predio que es de su propiedad desde 2011, cuando la minera se lo entregó a cambio de otras tierras que iban a ser parte de la excavación.

Sin embargo, tanto la empresa como el Gobierno afirman que la carretera existía antes de que este terreno pasase a manos de la comunidad.

Los comuneros aseguran que continuarán la protesta mientras no sean liberados sus dos asesores legales, quienes el miércoles pasado ingresaron en prisión preventiva por 36 meses junto al exgerente de la minera MMG en Perú Carlos Vargas.

Según la Fiscalía, los hermanos Frank y Jorge Chávez formaban una organización criminal dedicada a delitos de extorsión, falsificación y tenencia ilegal de explosivos.

Ellos dos reclamaron presuntamente 100 millones de soles (unos 30 millones de dólares) a la minera a cambio de que la población de Fuerabamba no cerrara el paso a los camiones que transportan el mineral extraído del yacimiento.

Junto a los dos abogados también fue detenido Gregorio Rojas, quien estuvo bajo arresto durante ocho días hasta que la semana pasada se le otorgó la libertad condicional.

El primer ministro, Salvador Del Solar, ya mantuvo el fin de semana pasado un primer encuentro con Rojas para buscar una solución que permita el término del bloqueo, ya que la mina podría detener su actividad al quedarse sin espacio para acumular el mineral dentro de sus instalaciones.

Las Bambas, traspasada en 2014 de la suiza Glencore a MMG, de capitales chinos, por unos 10.000 millones de dólares, se encuentra en la provincia de Cotabambas, en la región Apurímac, a 4.000 metros de altitud.

Desde entonces, el paso de los camiones por las comunidades aledañas, que no estaba previsto inicialmente en el proyecto, ha sido el motivo de un conflicto, con periódicas protestas que tuvieron graves picos de violencia en los que murieron cuatro personas entre 2015 y 2016.

El yacimiento tiene reservas calculadas en 7,5 millones de toneladas de cobre, de las que 452.000 fueron extraídas en 2018, lo que supone un 2 % de las 20 millones de toneladas que se produjeron a nivel mundial y un 18,8 % de las 2,4 millones de toneladas que aportó Perú, el segundo productor mundial de cobre, plata y zinc.