Religiosa nigeriana pide publicar el nombre de los clérigos pederastas

"No escondamos más semejantes hechos por miedo a equivocarse", amonestó la religiosa a los 190 líderes de la Iglesia católica convocados por el papa Francisco en el Vaticano

Por  EFE

Imagen cedida por prensa del Vaticano del papa Francisco (c) durante la segunda jornada de la reunión sobre abusos a menores que se celebra en el Vaticano.(EFE, EPA/ANSA)

Imagen cedida por prensa del Vaticano del papa Francisco (c) durante la segunda jornada de la reunión sobre abusos a menores que se celebra en el Vaticano. | EFE, EPA/ANSA

Ciudad del Vaticano.- La superiora de la Sociedad del Santo Niño Jesús, la nigeriana Veronica Openibo, remarcó hoy la necesidad de que se publique el nombre de los culpables de abuso y que todos tengan las mismas condenas, como piden las víctimas, durante la histórica reunión vaticana sobre este asunto.

"No escondamos más semejantes hechos por miedo a equivocarse. A menudo queremos estar tranquilos hasta que la tempestad se haya calmado. Esa tempestad no pasará", amonestó la religiosa a los 190 líderes de la Iglesia católica convocados por el papa Francisco en el Vaticano.

En un discurso muy duro, Openibo afirmó que los abusos sexuales por parte de los clérigos "son una crisis que ha reducido la credibilidad de la Iglesia allí donde la transparencia debería ser la marca de fábrica de la misión como seguidores de Jesucristo".

Explicó que tras ver la película Spotlight (2015) acerca de las investigaciones del diario Boston Globe sobre los casos de abusos por parte de numerosos sacerdotes y el encubrimiento de las autoridades eclesiásticas solo pudo pensar: "¿cómo pudo callar la Iglesia clerical, cubriendo tales atrocidades?"

"Tenemos que reconocer que son nuestra mediocridad, hipocresía y condescendencia las que nos han conducido a este lugar vergonzoso y escandaloso en el que nos encontramos como Iglesia", les dijo.

También quiso remarcar como en Asia y África la Iglesia aún se cree que es una cuestión que no les afecta.

La religiosa defendió que lo primero que tiene que hacer la Iglesia católica es ser transparente y que el primer paso es "admitir las violaciones y después hacer público lo que se ha hecho desde los tiempos del papa Juan Pablo II para sanar la situación".

"Haciendo públicos los nombres de los culpables, ¿podemos hacer pública una serie entera de informaciones relativas a estas situaciones?", exhortó.

Propuso "construir procesos más eficaces y eficientes, basados en la búsqueda del desarrollo humano como también del derecho civil y canónico para la Tutela de los Menores".

Otra de sus propuestas fue la de "una educación y una formación clara y equilibrada sobre la sexualidad y los confines en los seminarios y en las casas de formación; en la formación permanente de los sacerdotes, religiosos y religiosas y obispos". 

Openibo también quiso agradecer al papa Francisco cómo se comportó en el caso de los abusos y encubrimiento en Chile.

"Le admiro Hermano Francisco, por haberse tomado el tiempo, como buen jesuita, para discernir y para ser tan humilde al cambiar de idea, pedir perdón y actuar: un ejemplo para todos nosotros", destacó.