Sube a 157 muertos el balance de la tragedia minera en Brasil 

Los equipos de rescate siguen trabajando en el mar de lodo en el que se convirtieron las 290 hectáreas arrasadas por el violento tsunami de 13 millones de metros cúbicos de desechos mineros que asoló la región de Brumadinho el 25 de enero

Por  AFP .

Sube a 157 muertos el balance de la tragedia minera en Brasil (Medios / AFP)

Sube a 157 muertos el balance de la tragedia minera en Brasil  | Medios / AFP

São Paulo.- El número de fallecidos por la rotura del dique de residuos mineros de Vale en el sudeste de Brasil aumentó a 157, mientras que otras 182 personas siguen desaparecidas, según el último balance divulgado por la Defensa Civil este jueves, casi dos semanas después del desastre. 

Los equipos de rescate siguen trabajando en el mar de lodo en el que se convirtieron las 290 hectáreas arrasadas por el violento tsunami de 13 millones de metros cúbicos de desechos mineros que asoló la región de Brumadinho el 25 de enero. 

Con el barro cada vez más duro e inaccesible, los bomberos usaron aparatos de geolocalización, además once excavadoras, cinco máquinas anfibias o seis camiones para tratar de localizar los cuerpos que siguen sepultados bajo el lodo. 

Los equipos de rescate -entre los que siguen casi 300 bomberos- han tenido que luchar además contra la lluvia de los últimos días, que este jueves limitó el vuelo de los helicópteros.    

En el último balance del miércoles, el número de fallecidos ascendía a 150. 

La mayoría de los muertos y desaparecidos trabajaba en la mina Córrego do Feijao y fueron sorprendidos por la ola de barro cuando almorzaban en la cantina de la empresa, una de las primeras estructuras alcanzadas por el desastre.  

Este jueves, las tareas de búsqueda se centraron especialmente en el área administrativa, la zona de descanso y la fábrica, todas sepultadas bajo el lodo. 

En su violento descenso, la marea de barro arrasó también con una posada y varias casas del área rural de Brumadinho -una localidad de de 39.000 habitantes a 60 km de Belo Horizonte (capital de Minas)- antes de alcanzar el río Paraopeba, que baja desde entonces marrón, expandiendo los residuos por su cauce. 

Propietaria del complejo minero y empleadora de la mayoría de víctimas, las acciones de Vale volvieron a cerrar con pérdidas este jueves en la Bolsa de Sao Paulo (-2,05%), mientras las autoridades siguen investigando las causas del colapso del dique.  

El gigante brasileño ya había concluido en rojo la víspera tras saberse que el gobierno de Minas Gerais le había retirado la licencia para operar el depósito de residuos de su principal mina de la región.

En la primera sesión tras la tragedia, las acciones de Vale se hundieron alrededor del 25%, aunque luego tuvieron sesiones en verde. 

Mayor productora de mineral de hierro del mundo, la compañía ya se vio implicada hace tres años en la tragedia de Mariana, cuando un dique de una mina de Samarco (un proyecto conjunto de Vale y la australiana BHP) reventó generando otra enorme marea de lodo que dejó 19 muertos y el peor desastre ambiental de la historia de Brasil.