No Usar

Una campaña busca acabar con la transmisión del chagas a bebés en Argentina 

En Argentina hay 1,6 millones personas con chagas y nacen cerca de 1.400 niños al año contagiados, esta campaña busca informar a las madres de que los tratamientos "han evolucionado" lo suficiente para que una mujer con chagas pueda curarse

Por  EFE

Imagen ilustrativa(pixabay.com)

Imagen ilustrativa | pixabay.com

Buenos Aires.- Una campaña en Argentina busca desde este miércoles acabar con la transmisión del chagas de madres a hijos a través de un compromiso de la Fundación Mundo Sano para concienciar de los avances que permiten la cura de la enfermedad. 

"Ningún bebé con chagas" informará a las madres de que los tratamientos "han evolucionado" lo suficiente para que una mujer con chagas pueda curarse y después ser madre sin que su hijo nazca con la enfermedad, dijo a Efe el médico pediatra Diego Montes de Oca después de la presentación de la campaña. 

"(La enfermedad) todavía está muy instalada en la población argentina y hay que ir paso a paso, el primero es que no nazcan bebés con chagas, detectar a todas las mujeres en edad fértil y a las embarazadas para hacer un tratamiento posterior", afirmó Montes de Oca. 

Según Mundo Sano, se estima que en Argentina hay 1,6 millones personas con chagas y nacen cerca de 1.400 niños al año contagiados, una cifra elevada al tener en cuenta que a nivel global son 9.000 los bebés con chagas transmitido por sus progenitoras. 

"No podemos poner fecha (para eliminarla) porque todavía está muy instalada en la población", insistió Montes de Oca, para quien lo más importante es que la campaña actual llegue a la mayor gente posible. 

El chagas es una enfermedad prevalente en 21 países de América Latina, donde se transmite a los seres humanos por las heces de insectos conocidos como vinchucas o chinches y de madres infectadas a hijos durante el embarazo, según la Organización Mundial de la Salud. 

En el país austral, los principales focos históricos fueron las provincias del norte -Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, Chaco y Formosa-, aunque en la actualidad la enfermedad se ha expandido hacia otros puntos de Argentina debido a las migraciones. 

"Hace treinta años era una enfermedad que causaba estragos, causaba muchísima cantidad de muerte", aseveró Montes de Oca. 

Aunque durante un tiempo se consideró como una dolencia crónica, la investigación demostró que tenía cura y desde hace varios años aumentaron las labores de concienciación. 

Hay 7,6 millones de personas en el mundo con chagas, entre ellas 1,2 millones de mujeres en edad fértil. 

La actriz argentina Carla Peterson, presente en el lanzamiento de la campaña, indicó a Efe que hay que "dejar de tenerle vergüenza al chagas (...), dejar de pensar que es una enfermedad que solamente le afecta a la gente que no tiene recursos, nos afecta a todos". 

"Tenemos que dejar de sentirlo como una carga y simplemente curarlo como cualquier enfermedad porque además ya tiene cura", añadió. 

"Todos los bebés tratados se curan", reza la campaña argentina de la organización privada sin ánimo de lucro Mundo Sano, desde la que consideran como un ejemplo la lucha contra el chagas que llevó a cabo España con la población que migró al país ibérico desde América Latina. 

El director ejecutivo de la Fundación Mundo Sano, Marcelo Abril, comentó a Efe que "no hay que considerar que chagas es un problema del pasado" y "queda mucho por hacer en términos de asegurar y garantizar el acceso a la salud de las personas afectadas". 

"Hay herramientas disponibles, hay tratamiento y hay derecho a acceder al diagnóstico", recalcó. 

El programa nacional de chagas del Estado distribuye gratuitamente los reactivos para el diagnóstico y los medicamentos para el tratamiento a todos los sistemas de salud de las provincias argentinas.