Veinticinco viviendas afectadas tras aluvión en la capital ecuatoriana

Once familias fueron inicialmente evacuadas como resultado del aluvión, y recibieron la atención necesaria, indicó el alcalde de Quito, Mauricio Rodas

Por  EFE

Esta mañana, el vicepresidente del país, Otto Sonnenholzner, recorrió junto al el alcalde de Quito, Mauricio Rodas la zona para verificar los trabajos de limpieza y seguridad con los moradores de los barrios afectados.(@MauricioRodasEC)

Esta mañana, el vicepresidente del país, Otto Sonnenholzner, recorrió junto al el alcalde de Quito, Mauricio Rodas la zona para verificar los trabajos de limpieza y seguridad con los moradores de los barrios afectados. | @MauricioRodasEC

Quito.- Veinticinco viviendas resultaron afectadas tras el aluvión ocurrido el viernes en una zona del noroeste de Quito, informó este sábado el alcalde de la capital ecuatoriana, Mauricio Rodas, quien aseguró que no se registraron víctimas por el suceso.

Las once familias que fueron inicialmente evacuadas como resultado del aluvión recibieron la atención necesaria, indicó el burgomaestre en su perfil de Twitter.

Detalló que cinco familias están en albergues municipales y las otras volvieron a sus viviendas o están con familiares.

"Luego del sobrevuelo de helicóptero de esta mañana, confirmamos que el aluvión de ayer fue por fuertes lluvias que derivaron en 3 deslizamientos de material vegetal que taponó la quebrada Pichincha en su parte alta, y provocó un desbordamiento de flujos hacia (los barrios) Osorio y Pinar Alto", anotó.

Y subrayó que en la zona donde se generó el desbordamiento de la quebrada "no hay depósitos de escombros ni de basura, no hay tala de árboles, ni asentamientos humanos".

"El lugar es inaccesible, la causa de esta emergencia -apuntó- es netamente natural, derivado de las fuertes lluvias".

El alcalde recordó que aproximadamente a las 21.00 hora local del viernes (02.00 GMT de este sábado) se concluyó la construcción de un canal para encauzar el lodo y frenar el flujo que caía desde el barrio Osorio Alto.

Esta mañana, el vicepresidente del país, Otto Sonnenholzner, recorrió junto a Rodas la zona para verificar los trabajos de limpieza y seguridad con los moradores de los barrios afectados.

"Estamos coordinando todas las acciones pertinentes para preservar la vida de los ciudadanos, todos han sido atendidos y evacuados oportunamente. Afortunadamente no hay víctimas mortales ni personas heridas", especificó el vicepresidente.

Y añadió que las vías ya han sido habilitadas "en su gran mayoría" gracias al trabajo de alrededor de un millar de personas desplegadas en este sector entre miembros de la Policía, militares, del Ministerio de Inclusión Económica y Social, de la Secretaría de Gestión de Riesgos y del Ministerio de Obras Públicas.

Rodas agradeció la presencia del segundo mandatario y del Gobierno Nacional, con quienes coordinaron acciones para atender la emergencia.

"Continuamos los trabajos de limpieza tras frenar flujos de lodo que se desbordaron de la quebrada Pichincha", recalcó.

Por otra parte, Sonnenholzner anunció que gestionan con el Registro Civil mecanismos para ayudar a obtener la cédula de identidad a las personas que, en este desastre natural, perdieron sus documentos para sufragar en los comicios de mañana en los que se designarán a las autoridades locales y a los integrantes del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs).

Para ello, prevén la instalación de una brigada del Registro Civil y solicitarán al Consejo Nacional Electoral "su colaboración para transportar a las personas a su lugar de votación porque se les dificulta trasladarse", señaló.

El torrencial aguacero del viernes, tras el cual se produjo el aluvión y que dejó diez automóviles dañados, coincidió con la época lluviosa que ha generado estragos en casi todo el país y que podría extenderse hasta mayo.

En imágenes que circularon en las redes sociales, se apreció que el aluvión arrastró con fuerza rocas, lodo y otro tipo de sedimentos por las calles de la zona afectada, que se convirtieron en cauce de la corriente.

Algunas personas lograron salvar sus vehículos al percatarse a tiempo de la llegada de la corriente que, según vecinos, avisó con un ruido fuerte de su presencia.