No Usar

Al menos cuatro policías nicaragüenses mueren en ataque de "banda criminal", dice policía

El ataque ocurrió en la comarca San Ramón, en el sureño departamento nicaragüense de Río San Juan, fronterizo con Costa Rica 

Por  AFP .

Foto ilustrativa(pixabay)

Foto ilustrativa | pixabay

Managua.- Al menos cuatro policías, entre ellos una mujer, murieron el jueves en el sur de Nicaragua tras un ataque con armas de fuego atribuido a una banda criminal que opera en Costa Rica, informaron las autoridades. 

"Una patrulla policial fue atacada cobardemente con armas de fuego por la agrupación delincuencial conocida como Banda el Jobo, que comete delitos de asalto, narcotráfico y abigeato, desde su base en Costa Rica", denunció la policía nicaragüense en un comunicado. 

El gobierno costarricense negó este viernes que su territorio sea utilizado por grupos criminales para atacar a Nicaragua, según un comunicado del Ministerio de Seguridad Pública. 

"Nuestro ministerio mantiene presencia policial en nuestra frontera norte y en ningún momento hemos detectado que nuestro territorio esté siendo utilizado para la operación de algún grupo criminal que esté atacando a países vecinos", señaló el comunicado de Costa Rica. 

Un grupo autodenominado "Los Atabales", opositor al gobierno de Daniel Ortega, se atribuyó el hecho, que calificó como una "acción insurgente", según un comunicado. 

El ataque, ocurrido en la comarca San Ramón, en el sureño departamento nicaragüense de Río San Juan, fronterizo con Costa Rica, provocó la muerte del inspector José Montenegro y los agentes Karina Ramírez, Jonathan de Jesús Narváez y Carlos Tenorio, precisó la policía nicaragüense.

El comunicado de Los Atabales señaló que la acción dejó siete policías muertos. 

La institución informó que un policía, de nombre Maynor Hurtado, que iba también en la patrulla, aún no ha sido localizado. 

"Fuerzas policiales se movilizan en la zona en persecución de los delincuentes para su captura", señaló la entidad. 

El exmagistrado nicaragüense Rafael Solís dijo esta semana a AFP que teme una guerra civil en Nicaragua por el cierre de los espacios políticos y el "estado de terror" instaurado por Ortega tras el estallido de las protestas antigubernamentales en abril pasado.