Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Policíaca

Investigación sobre crimen de concejala brasileña sigue tras dos arrestos

Según la Policía Civil, uno de los dos detenidos este martes, el agente jubilado de la Policía Militarizada Ronnie Lessa, es sospechoso de haber sido el autor de los disparos que mataron a la concejala, muy crítica con los abusos policiales

Por: EFE

Policías civiles de Río de Janeiro, llegan este martes, 12 de marzo de 2019, a la comisaria de homicidios con materiales arrestados en la casa de Ronie Lessa uno de los dos policías que fueron capturados este martes en Río de Janeiro como sospechoso del asesinato de la concejala y activista de derechos humanos Marielle Franco(EFE)

Policías civiles de Río de Janeiro, llegan este martes, 12 de marzo de 2019, a la comisaria de homicidios con materiales arrestados en la casa de Ronie Lessa uno de los dos policías que fueron capturados este martes en Río de Janeiro como sospechoso del asesinato de la concejala y activista de derechos humanos Marielle Franco | EFE

Río de Janeiro.- La Policía Civil del estado brasileño de Río de Janeiro aclaró este martes que, tras el arresto de dos sospechosos de participar en el asesinato de la concejala y defensora de los derechos humanos Marielle Franco, prosigue la investigación para determinar si hay otros autores.

Foto facilitada por la Policía Civil de Río de Janeiro de los dos policías que fueron capturados este martes en Río de Janeiro como sospechosos del asesinato de la concejala y activista de derechos humanos Marielle Franco, tiroteada brutalmente hace poco más de un año junto con el conductor del vehículo en el que viajaba, Anderson Gomes. EFE/POLICIA CIVIL DE RÍO DE JANEIRO 

"Estamos entregando tan sólo la primera fase de la investigación y señalando quién ocupaba el vehículo desde el que se perpetró el crimen, pero las investigaciones continúan", afirmó en rueda de prensa el comisario Giniton Lages, jefe de la Comisaría de Homicidios de la Policía Civil de Río de Janeiro.

El comisario agregó que ya está en marcha una segunda fase de la investigación para determinar la motivación del crimen, si fue política, y si los autores practicaron el homicidio por cuenta propia o si recibieron órdenes o financiación de terceras personas.

"Todo eso está abierto. No descartamos ninguna hipótesis. Lo que sí damos como cierto es quiénes estaban dentro del vehículo desde el que se hizo el ataque y quién hizo los disparos", agregó Lages.

La concejala y el conductor del vehículo en el que viajaba, Anderson Gomes, fueron asesinados el 14 de marzo de 2018 en una calle del centro de Río de Janeiro.

Según la Policía Civil, uno de los dos detenidos este martes, el agente jubilado de la Policía Militarizada Ronnie Lessa, es sospechoso de haber sido el autor de los disparos que mataron a la concejala, muy crítica con los abusos policiales y cuyo asesinato causó una profunda indignación en Brasil y el resto del mundo.

El otro detenido, Elcio Vieira de Queiroz, de 46 años y quien había sido expulsado de la Policía Militarizada, está acusado de conducir el automóvil desde el que se realizó el brutal crimen.

Franco era una mujer negra, lesbiana, procedente de una favela, militante del izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y defensora de los derechos de las minorías, por lo que su crimen provocó gran indignación en Brasil y condenas en el exterior.

De acuerdo con el jefe de la investigación, el perfil del autor de los disparos muestra que el crimen pudo haber sido motivado por su odio a personalidades de izquierda, por lo que sería "un crimen de odio por motivo fútil", aunque no se descartan otras hipótesis.

"Pero está abierta la hipótesis de si recibió (órdenes o dinero) para hacerlo o si lo hizo de su propia voluntad. Todo eso está abierto y lo intentaremos resolver en la segunda fase", aseguró.

El comisario aclaró que los interrogatorio a que serán sometidos los dos detenidos pueden ayudar a elucidar las dudas que permanecen.

El comisario detalló que Lessa era uno de los sospechosos desde el comienzo de la investigación pero que los trabajos solo se centraron en él cuando una de las 190 denuncias sobre el caso recibidas por el sistema de denuncias telefónicas anónimas de la Policía lo identificó como una de las personas que estaba en el vehículo y detalló de dónde había partido el día del crimen.

Agregó que también llamó la atención un atentado que Lessa sufrió después del asesinato de Franco en un restaurante que frecuentaba y del que se sabía que habían partido los autores del crimen.

"Inicialmente sospechamos que sería un intento para silenciarlo, pero después percibimos que se trababa de un intento de robo. Pero en ese momento decidimos profundizar en su perfil", aseguró.

Las investigación de su perfil a partir del uso que hacía de internet estableció varias evidencias. Mostró que, días antes del crimen, consultó sobre la calle en que vivía la concejala, sobre las especificidades del arma usada en el homicidio y sobre las características de silenciadores para este tipo de arma.

"Su perfil también mostró que tenía una obsesión por personalidades que militan en la izquierda política", agregó.

Según el comisario, además de las pruebas telemáticas y del seguimiento de sus recorridos a partir de antenas de celular, la pericia determinó, a partir de cámaras de seguridad, que su brazo es el que aparece disparando.

De acuerdo con Lages, pese a que ningún testigo identificó directamente a los autores, su identidad pudo ser establecida a partir del análisis de los datos de 760 gigavatios de imágenes de cámaras de seguridad, 2.428 antenas de celular y 33.329 líneas telefónicas, así como de lo revelado por 230 testigos interrogados y por las conversaciones en 318 líneas telefónicas interceptadas.

En esta nota: