Bolsonaro trata de tender puentes para reformar las pensiones tras críticas

Al regresar de su visita oficial a Chile, Jair Bolsonaro trató el tema de la reforma de las pensiones

Por  EFE

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro(Archivo en medios)

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro | Archivo en medios

Brasilia.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se reunió este domingo con el líder del Gobierno en la Cámara Baja, el mayor Vitor Hugo, para estudiar la articulación política necesaria para la aprobación de la polémica reforma del sistema de pensiones tras las críticas recibidas desde el Congreso.

Al regresar de su visita oficial a Chile, Bolsonaro recibió en el palacio presidencial de Planalto al diputado Vitor Hugo, con quien trató el tema de la reforma de las pensiones, centro de un enfrentamiento protagonizado este fin de semana entre el líder ultraderechista y el presidente de la Cámara Baja, Rodrigo Maia.

Bolsonaro y Maia, responsable por marcar el ritmo de las votaciones en el Congreso, intercambiaron duras acusaciones que tensaron la relación entre el Gobierno y el Congreso, lo que podría dificultar la aprobación de la reforma.

El presidente de la Cámara Baja cuestionó la falta de liderazgo y diálogo de Bolsonaro en la articulación política, mientras que el jefe de Estado respondió desde Chile que la responsabilidad para que la reforma salga adelante está en manos del Congreso, al tiempo que volvió a criticar la "vieja política".

En medio de la crisis desatada por el cruce de declaraciones, Bolsonaro y Vitor Hugo, ambos del Partido Social Liberal (PSL), abordaron este domingo en una reunión el tema de la articulación política, según afirmó el diputado a la salida del encuentro.

El legislador señaló que va a trabajar por una aproximación entre el Ejecutivo y el Legislativo con el fin de sacar adelante la reforma, la cual el mercado financiero considera necesaria para reequilibrar las maltrechas cuentas públicas del país y garantizar la credibilidad del Gobierno.

"Vamos a caminar para una aproximación", garantizó el diputado.

La reforma del régimen de jubilaciones, que endurecerá el acceso a ese beneficio y que el Gobierno pretende aprobar todavía este año, requerirá los votos de tres quintas partes tanto de los diputados como de los senadores y en dos turnos.

No obstante, ese nuevo sistema de jubilaciones enfrenta resistencias hasta en el PSL, que sirvió de plataforma electoral a Bolsonaro y que, a pesar de ser la primera minoría en la Cámara de Diputados, sólo cuenta con 54 de los 513 escaños, lo que obliga a una ardua negociación.

Uno de los puntos más novedosos de la propuesta general presentada por el Gobierno es el establecimiento de una edad mínima para acceder a la jubilación de 62 años para las mujeres y de 65 años para los hombres, ya que las normas actuales facilitan que en algunos casos las jubilaciones puedan realizarse antes de los 50 años.