Cuba pide a países caribeños oponerse a una agresión militar contra Venezuela

El presidente cubano participó en la VIII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe (AEC)

Por  EFE

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel(Medios)

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel | Medios

Managua.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, instó este viernes a los países del Caribe a oponerse a una agresión militar contra Venezuela, y criticó a Estados Unidos por declarar que la Doctrina Monroe "es tan relevante hoy como el día en que fue escrita".

"Por encima de diferencias políticas o ideológicas, llamo a todos los Gobiernos del Caribe a defender la paz y oponerse a una agresión militar y la escalada de medidas económicas coercitivas contra Venezuela que dañan gravemente a sus ciudadanos y ponen en riesgo la estabilidad de toda la región", señaló Díaz-Canel durante un discurso ofrecido en Managua.

El presidente cubano, quien participó en la VIII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), dijo que los planteamientos y las acciones adoptadas por EE.UU. contra Venezuela "desafían nuestra proclama de la América Latina y el Caribe como zona de paz", firmada en enero de 2014 en La Habana.

Recordó que entonces declararon su compromiso permanente con la solución pacífica de controversias a fin de desterrar para siempre el uso y la amenaza del uso de la fuerza en esta región; con el estricto cumplimiento de la obligación de no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado.

En este contexto, continuó Díaz-Canel, "nuestras naciones precisan continuar trabajando unidas" y que "es nuestro deber proteger, entre todos, la paz y preservar lo alcanzado, seguros de que la situación actual de confrontación y amenazas va a ser superada".

Señaló que Cuba, en particular, ha sido objeto de un "endurecimiento irracional y perverso" del bloqueo de Estados Unidos, cuya Administración, según dijo, "ha desatado, al mismo tiempo, una campaña de manipulaciones, mentiras y pretextos para sostener una práctica de persecución y acoso que la comunidad internacional rechaza y condena abiertamente".

Durante su discurso, agradeció la postura de los países de la región, "en oposición a esta política irracional, ilegal y cruel contra nuestro pueblo".

Asimismo, expresó su solidaridad y apoyo al Gobierno de Nicaragua "ante los intentos de desestabilización" y celebró el proceso de negociación entre el Ejecutivo de Daniel Ortega y una oposición extraparlamentaria con la que buscan superar la crisis que estalló hace casi un año.

Asimismo, abogó porque la AEC continúe "siendo un puntal en la unidad del Gran Caribe, que es la única alternativa frente a los enormes retos que enfrentamos".

La AEC celebró su 25 aniversario en Managua, donde hizo un llamado a la unidad, a la cooperación y a la acción cercada entre los Estados miembros y miembros asociados a que conformen el Gran Caribe para hacer frente a las consecuencias del cambio climático.

Nicaragua acogió una serie de encuentros de la AEC que incluyeron, además, la XXIV Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros, la III Reunión de Cooperación de la AEC, y la VIII Cumbre de los Jefes de Estado.

La AEC está compuesta por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, y Venezuela.

El organismo también cuenta con los Estados asociados de Aruba, Bonaire, Curazao, Guadalupe, Guyana Francesa, Islas Vírgenes Británicas, Martinica, Isla de Saba, San Bartolomé, San Martín (francesa), San Eustaquio y San Martín (holandesa).