Duque dice que Colombia está unida para decir "ya basta" al terrorismo

Iván Duque en la misa de conmemoración del primer mes del atentado en la Escuela de Policia en Bogotá, dijo que Colombia está lista para decir "ya basta" al terrorismo

Por  EFE

El presidente de Colombia, Iván Duque

El presidente de Colombia, Iván Duque

Bogotá.- El presidente colombiano, Iván Duque, aseguró este lunes que el país está unido para decirle "ya basta" al terrorismo, un mes después del atentado perpetrado por la guerrilla del ELN contra la Escuela de Policía en Bogotá, que dejó 22 cadetes muertos.

"Su partida unió a Colombia, ha sido una muestra de resiliencia, ha servido para que, como nunca antes, tengamos la firmeza institucional y la firmeza en nuestros corazones para decirle al terrorismo ya basta", afirmó el mandatario en la misa de conmemoración del primer mes del ataque, perpetrado el 17 de enero.

El atentado con carro bomba cometido por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) contra la Escuela de Policía General Francisco de Paula Santander dejó además 66 heridos.

En ese sentido, Duque calificó el ataque como "un acto de corrupción" en el que "se pierde total respeto por la vida, por la honra".

"Quiero hoy, como presidente y comandante en jefe de esta institución, decirles que daremos todo, absolutamente todo, para que se haga justicia", afirmó el mandatario, y agregó que "la justicia no es odio ni es venganza".

Sobre esto, Duque manifestó al ELN que no ponga "más excusas" para dejar las armas, liberar a los secuestrados y realizar "ecocidios que aniquilan nuestra naturaleza".

"Quienes han pretendido, con la barbarie, lacerar la Constitución y pretender por la vía del odio ganar canonjías, están equivocados, prevalece el bien por encima de la maldad", agregó el presidente.

La semana pasada, el ELN atentó contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas en una zona rural del municipio de Teorama, que hace parte del departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

Dicho ataque provocó el derrame de grandes cantidades de petróleo que cayeron a la quebrada La Llana y contaminaron además el río Catatumbo.

Los diálogos de paz con el ELN comenzaron en febrero de 2017 en Quito y en mayo del año pasado fueron trasladados a La Habana, donde la última ronda concluyó sin resultados tangibles el 3 de agosto, cuatro días antes de la posesión de Duque.

Al respecto, Duque ha manifestado que su Gobierno ha condicionado la reanudación de las negociaciones a que esa guerrilla abandone toda actividad criminal y libere a todos los secuestrados que tiene bajo su poder.