Instan en Bolivia a tratar la lacra del contrabando vía diplomática con Chile

El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Víctor Borda dijo a medios de noticias, "Ojalá que a través de mecanismos diplomáticos, de algún tipo de relacionamiento entre Bolivia y Chile, se pueda discutir este tema"

Por  EFE

El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Víctor Borda(@Diputados_Bol)

El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Víctor Borda | @Diputados_Bol

La Paz.- El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Víctor Borda, propuso este viernes acudir a "mecanismos diplomáticos" con Chile para abordar la problemática del contrabando que daña la economía boliviana.

"Ojalá que a través de mecanismos diplomáticos, de algún tipo de relacionamiento entre Bolivia y Chile, se pueda discutir este tema", manifestó ante los medios en La Paz.

El político oficialista lamentó que el Gobierno chileno no realice "los mismos esfuerzos" que el boliviano para combatir el contrabando, como a su juicio "se ha podido evidenciar en este último enfrentamiento".

El pasado miércoles un enfrentamiento entre militares y supuestos contrabandistas en la localidad boliviana de Pisiga, fronteriza con Chile, se saldó con el conductor de un camión fallecido, un herido de bala y tres camiones con contrabando incinerados.

El incidente, según Borda, evidenció que vehículos de nacionalidad chilena "están ingresando a Bolivia claramente con contrabando, un mal lacerante para nuestra economía boliviana".

El presidente de la Cámara baja denunció que "Chile fomente lamentablemente en este caso el contrabando en perjuicio de la economía boliviana".

"Algunas provincias de Chile precisamente viven del contrabando", concluyó.

El Ministerio de Defensa boliviano advirtió este pasado jueves de que al menos doscientos camiones con mercadería ilegal están en la frontera entre Bolivia y Chile tratando de ingresar en territorio boliviano.

El pasado diciembre Bolivia inauguró en la frontera con Chile un puesto militar adelantado de lucha contra el contrabando, el primero de alrededor de una veintena programados, con una invocación a la población fronteriza a no ser cómplice de este delito.

El límite internacional con Chile abarca unos 850 kilómetros, por donde existen más de un centenar de vías clandestinas.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha advertido en varias ocasiones de que este comercio ilegal mueve unos mil millones de dólares anuales y causa pérdidas al Estado boliviano por cerca de 350 millones cada año.