Paraguay cree que "Nicaragua podría convertirse en una segunda Venezuela"

El vicecanciller de Paraguay, Hugo Saguier, declaró a los medios por la sesión extraordinaria convocada del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos para analizar la situación que atraviesa Nicaragua

Por  EFE

Fotografía antes de sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para “Considerar la situación en Nicaragua”(Twitter oficial de la OEA)

Fotografía antes de sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para “Considerar la situación en Nicaragua” | Twitter oficial de la OEA

Asunción.- El vicecanciller de Paraguay, Hugo Saguier, aseguró ayer que "Nicaragua podría convertirse en una segunda Venezuela" si mantiene "el curso que está siguiendo", en relación a los incidentes registrados en el país centroamericano que han causado una "cifra importante de muertos".

Las declaraciones de Saguier a los medios se produjeron ayer cuando estaba convocada la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos para analizar la situación que atraviesa Nicaragua.

"Todos coincidimos que es un hecho grave que afecta también a la democracia en nuestro continente", añadió el viceministro sobre el país centroamericano, quien expuso que los Estados están "sensibilizados y preocupados".

En ese sentido, recordó que el pasado 15 de agosto en su investidura como presidente de Gobierno de Paraguay, Mario Abdo Benítez, mostró su "preocupación" con Venezuela y Nicaragua, y expuso que su Ejecutivo mantendría una postura "determinante" al respecto.

Abdo Benítez anunció este jueves la ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela tras el segundo mandato de Nicolás Maduro, considerado ilegítimo por el denominado Grupo de Lima, al que pertenece Paraguay.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos cifró este miércoles en 561 muertos y 4.578 heridos, como consecuencia de una crisis sociopolítica que comenzó el 18 de abril en el marco de las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega.

El pasado mes de julio el Grupo de Lima, integrado por 14 estados americanos, pidió al presidente de Nicaragua que cesara de inmediato la represión contra su pueblo y que iniciara un diálogo con el patrocinio de la Conferencia Episcopal de ese país.