Opinión

De verdes a morenos

Por: Héctor Ponce

Una marea de jóvenes, maestros y toda la comunidad universitaria marcharon a Rectoría de la UNAM para exigir fin a la violencia y sacar a los porros de la Universidad.

Las cifras estimadas fueron de más de 30 mil asistentes, la consigna era “ni un asesinato más” y “fuera porros”.

La masiva manifestación viene luego de que el pasado lunes estudiantes del CCH Azcapotzalco realizaban una protesta pacífica y fueron atacados por un grupo de porros, en donde resultaron gravemente heridos algunos jóvenes, lo que causó una tremenda indignación.

El día de ayer miles de estudiantes de diferentes universidades de la Ciudad de México se unieron a la marcha, definitivamente hay respaldo total a la máxima casa de estudios del país. Sin duda, fue un evento que movió a todo el país en la demanda de fin a la violencia.

Polémica. El hombre del momento, Manuel Velasco Coello, salió a justificar su solicitud de licencia en el Senado y regreso al gobierno de Chiapas. Afirmó que hubiera sido muy cómodo quedarse en la Cámara de Senadores. Claro que tenía la enorme responsabilidad de regresar a cumplir con los pendientes de su estado, que seguramente sacará adelante en dos meses que le quedan de gestión.

Al final reconoce que asumirá el costo político. Muy atentos porque el Senado será nuevamente un polvorín cuando busque regresar a su escaño en diciembre después de entregar el gobierno de Chiapas.

Por cierto, el gobernador de Chiapas tuvo una entrada triunfal a Palacio de Gobierno la misma noche que logró la licencia del Senado, con porras y música lo recibieron como todo un rockstar venido a héroe. 

Verdes. Siguiendo con las sonadas alianzas, Arturo Escobar, coordinador de los diputados federales del Partido Verde (lo que queda), reconoció —así, sin pena alguna— que tuvo una negociación con el líder de la bancada de Morena, Mario Delgado, para canjear a cinco de sus diputados y que lograran mayoría absoluta en San Lázaro, a cambio de impulsar un programa de atención prioritario al cáncer infantil. No vaya a creer que fue por la licencia de Manuel Velasco, fue por una causa muy sentida y humana.

Austeridad. La aprobación de licencia a Manuel Velasco había acaparado la atención de medios y ciudadanía, pero no se debe dejar de lado la aprobación por unanimidad del plan de austeridad en el Senado de la República.

Ayer se acordó uno de los grandes temas pendientes: quitar el manejo de las nóminas de las comisiones, las cuales manejaba a placer su respectivo presidente. Revelaron que se manejaban de manera discrecional por lo menos 32 millones de pesos mensuales. ¡Una fortuna!

Para dar una idea del dinero que manejaban los presidentes de las 64 comisiones, además de 16 extraordinarias, solamente para contrataciones de personal tenían 200 mil pesos de presupuesto, lo que daba un gasto mensual de 16 millones de pesos.

El pasado martes se anunciaba la cancelación de los vales de despensa y gasolina, telefonía y gastos médicos mayores, también aprobada por unanimidad.

Legislativo. En sesión extraordinaria el día de ayer, no fue aprobada por un voto la propuesta que busca dotar de mayor autonomía a la Auditoría Superior del Estado. Dicho tema surgió desde la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

En un principio todo indicaba que sería un tema para la próxima legislatura, pero la discusión y la votación de esta reforma fue una decisión estrictamente de los representantes de las bancadas del PRI, del PAN y del Panal. La justificación era que buscaban fortalecer en su operatividad y facultades a la ASE.

Memoria política. “Yo nunca seré de piedra. Gritaré cuando haga falta. Reiré cuando haga falta. Cantaré cuando haga falta”: Rafael Alberti.

Temas

Te Recomendamos

Comentarios