Opinión

Santander y Vex+ a arbitraje

Por: Darío Celis Estrada

Independientemente del flanco que implica la inversión fallida de 460 millones de euros en el Banco Popular de España, Antonio del Valle y socios pelean con Santander el destino del 24.99% que aquélla adquirió en el banco Vex+ de los mexicanos.

Parte de esta historia se la contamos ampliamente en junio del año pasado. Del Valle invitó a un grupo de inversionistas mexicanos a la aventura de comprar el Popular. María Asunción Aramburuzabala, Roberto Hernández, Alfredo Harp, Eduardo Tricio, Fernando Chico, Valentín Diez Morodo, entre otros.

Sus intenciones fueron frustradas por las huestes de Ana Botín que terminaron comprando en la simbólica cifra de un euro el Banco Popular. Los mexicanos perdieron su apuesta y su dinero. Incluso Del Valle fue demandado acusado de especular para tirar el valor de la acción del susodicho banco.

Hasta aquí la primera parte de la historia. La segunda se desarrolla en México y tiene que ver con el derrotero de ese 24.99% del banco Vex+ que conduce Jaime Ruiz Sacristán y que hoy está en la panza de Santander. Los mexicanos no pudieron ponerse de acuerdo con los españoles.

Y es que hace unos días venció el plazo que se dieron ambas partes para llegar a un acuerdo en su valor. Para Del Valle y los suyos es irrisorio que habiendo pagado un euro por el Banco Popular las de Ana Botín pretendan cobrarles una alta cifra por esa participación.

Santander argumenta que sí tiene un valor porque pese y a que no pagaron por quedarse con Banco Popular, sí están haciendo fuertes inversiones en él para reflotarlo. El punto es que no hubo acuerdo y los mexicanos están llevando el caso a un arbitraje internacional.

A Santander, que preside aquí Héctor Grisi, los representa Manuel Galicia, de Galicia Abogados, y a Del Valle el litigante Luis Cervantes, de Cervantes-Sainz.

PIERDE ORO NEGRO
Revés ayer para Gonzalo Gil y José Antonio Cañedo. Resulta que el Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuido de la CDMX rechazó la solicitud de transferir los recursos del fideicomiso del Deutsche Bank a las arcas de Perforadora Oro Negro. Estamos hablando de unos ocho millones de dólares que los tenedores de deuda en bonos quieren rescatar. Estos pusieron el lunes una garantía de cinco millones de dólares para evitar que los mexicanos se los quedaran. Hablamos de fondos como Frontline, Pine River, Greylock, Double Haven, Centerbridge, Gerevan Trading, Maritime Finance y Jupiter, que hasta ahora han recuperado de ese fideicomiso unos 23 millones de dólares. Estos bondholders son representados por el despacho Cervantes-Sainz, vía Alejandro Sainz. Oro Negro está en proceso de concurso mercantil y sus fundadores mantienen una feroz lucha con los bonistas por la viabilidad de la empresa.

VA GOLPE A TEYA
La noticia es que el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, se apresta a rescatar la concesión de la carretera Naucalpan-Toluca de 39 kilómetros a dos carriles. La vía fue entregada el 24 de abril del 2007 por el entonces gobernador Enrique Peña Nieto a la Constructora Teya, propiedad de Juan Armando Hinojosa. Ya se cumplió la década y la obra registra un avance ligeramente arriba de 60%. La intención es recuperarla y relicitarla, para lo cual ya se frotan las manos otros grupos como Pinfra, de David Peñaloza. Otra carretera que acusa retrasos importantes es la Atlacomulco-Atizapan, concesionada a OHL, la de Juan Miguel Villa-Mir. Se asignó en 2014 y debió entregarse hace dos años. La denominada AT-AT tiene una longitud de 74 kilómetros en cuatro carriles.

GOOGLE Y PEMEX
Al final de cuentas la consigna de la Secretaría de Gobernación con Miguel Ángel Osorio al frente y secundada por la Coordinadora de Estrategia Digital de la Presidencia, Alejandra Lagunes, de que la información catalogada como de seguridad nacional quedara resguardada en centros de datos controlados por el gobierno, quedó ya en el olvido. Osorio buscará una senaduría y Lagunes maneja las redes sociales de la campaña de José Antonio Meade. Le platicamos esto porque Google va ser el encargado de desarrollar el datacenter de Pemex. ¿Se imagina cuánta información sensible y estratégica de la petrolera y del país quedará expuesta al gigante comandado por Sundar Pichai? Mal y de malas Carlos Treviño y sus pupilos.

PEGASO-AUTOFIN
Fíjese que se armó un grupo de trabajo entre Autofin, de Juan Antonio Hernández, y Pegaso, de Alejandro Burillo, para desarrollar lo que sería a partir del año 2020 la nueva sede del Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco. Este evento se viene realizando en un predio de unos 84 mil metros que pertenece a Global Hospitality Investments, los que vendieron los hoteles Princess y Pierre Marqués a Hernández. Este adquirió hace un par de años un terreno de 90 mil metros a Miguel Alemán contiguo a los campos de golf. Ahí se construirá el Estadio Grand Stand que tendrá una capacidad de hasta 12 mil personas para esa justa deportiva y eventos masivos al aire libre.

DEVLYN EN VENTA
Ópticas Devlyn está a la venta. La prestigiada firma capitaneada por Michael Devlyn dio el mandato al banco de inversión Dadoo, que capitanean Julio Bosco y Luis Lascuráin, para encontrar compradores. Hasta donde se sabe la idea es enajenar el 100% de esta compañía fundada hace unos 75 años por el legendario Frank J. Devlyn.

Comentarios