Opinión

Semana agitada, llega la calma

Por: Filiberto Inzunza

Hará unos días, por las redes sociales, me enteré de la triste noticia del fallecimiento de Everardo López Mejía. De nuevo de luto el deporte en Mocoritón Viejo. “Velalo” López, como se le conocía, hermano de “Fay”, que también se nos adelantó en el camino recientemente. Ambos peloteros de aquellos viejos tiempos. Años 60, 70 y más, se podría decir. Una familia enamorada del beisbol, su pasatiempo favorito. La encauzó el hermano mayor, Héctor “Tito” López. Le enviamos saludos y recuerdos a su hermano menor, Gilberto. “Velalo” normalmente se desempeñaba en la tercera base o en los jardines.

Buen brazo y tolete de respeto. Descanse en paz, quien fuera maestro de profesión y paisano del Pueblo Mágico. Entre esas y otras cosas, nos alegra saber que Daniel Rojo, otro amigo y compañero en el futbol de la Liga Diamante-Platino, se restablece de su salud, luego de una pequeña cirugía en unos de sus pies.

Daniel reposa en su hogar del populoso barrio de San Pedro.

Colofón. Y a propósito de tlalos, faisures, wolforitis, -traducción- “Tú me atrajiste a ti, y así se hizo la machaca”. ¡Ai´sí!  Y de arrastre, en este lunes patriotero también nos emociona que esté de regreso sano y salvo nuestro amigo “Chupernán” Cortez. El licenciado fue intervenido quirúrgicamente en la capital del estado, y todo, -según nos cuentan- salió a la perfección. Han pasado unas semanas de agitación, pero ha llegado la calma, el sosiego.

Esperemos que todo marche bien y podamos dar el Grito de  Independencia y con espumosa en mano. ¡Andiké!
 

Te Recomendamos

Comentarios