Opinión

UAS vs Toledo Corro

Por: Marco Antonio Berrelleza

En 1981 la Universidad Autónoma de Sinaloa enfrentaba serios problemas con el gobierno de Antonio Toledo Corro, quien quería quitar las preparatorias a la institución de educación superior. Al no lograrlo, el 9 de septiembre el gobernador publicó el decreto que creaba el Colegio de Bachilleres en el Estado de Sinaloa, sistema de educación oficial de la institución. En este marco, resonancia nacional tuvo el conflicto el 10 de septiembre al estallar una huelga por veinticuatro horas en catorce universidades, organizada por el Sindicato Nacional de Trabajadores Universitarios (SUNTU), en apoyo a la universidad sinaloense.

El problema llegó hasta el Congreso de la Unión. El 11 de septiembre, al presentar el diputado por el PCM Pablo Gómez una iniciativa de reformas a la Ley Federal del Trabajo, sobre la relación entre las universidades y sus trabajadores, señaló que en Sinaloa se estaba violando la autonomía universitaria. Esteban Zamora Camacho, diputado del PAN, al escuchar las expresiones de Gómez pidió la palabra para decir que en la UAS el enfrentamiento era entre el PC y un “gobierno primitivo, rupestre y cavernícola, que ha dado muestras de que en Sinaloa no ha llegado la reforma política”. Dijo que la ley de educación convertía al gobernador en dictador con poderes omnímodos.

Finalmente la UAS se queda con sus preparatorias.

Te Recomendamos

Comentarios