Opinión

El Ingenio

Por: El Ingenio

La espalda. Ahora que Germán Escobar Manjarrez no es nada, luego de salir como diputado federal, se está moviendo en el sector campesino cenecista en el que una vez tuvo el liderazgo con más desatino que aciertos. Cuando menos esto es lo que dicen algunos dirigentes campesinos cenecistas de Ahome que no tienen nada que agradecerle ni cuando fue el presidente de la Liga de Comunidades Agrarias, mucho menos como diputado federal que sólo se preocupó por lo suyo y su familia.

Y es que Escobar Manjarrez trae una cruzada por la entidad para catapultar su proyecto político para el 2021. Hasta se menciona que va por la gubernatura. Sin embargo, su intención no es bien compartida en el sector cenecista por una simple y sencilla razón: los compas le están dando la espalda porque cuando tuvo oportunidad de ayudarlos no lo hizo y pues menos ahora que se quedó sin hueso.

Ya estuvo en Los Mochis para apuntalar su proyecto, pero no le fue nada bien.

En la frontera. Si este fin de semana estuvo en Puebla en un convivio familiar con el morenista Ignacio Mier y el panista Roberto Cruz Castro, ahora el alcalde electo de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, está en Tijuana para participar en el Foro Escucha para la Pacificación y Reconciliación Nacional.

No acudió sólo sino lo hizo con su futuro director general de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Juan Fierro, quien se encargará de diseñar las políticas públicas en ese renglón.

La tarea para Chapman y Fierro no será fácil, pero con lo que escuchen y vean en ese foro les puede servir de algo, aunque algunos señalan que será de muy poco o de nada. Dicen que de eso ya se dará cuenta Fierro cuando entre en funciones porque cuando menos y donde menos lo piensa salta la liebre de la delincuencia.

Por lo pronto, Chapman y Fierro se están preparando para lo que viene. Por cierto, es lo que quieren saber los empresarios quienes están esperando que los atienda.  

Activo. Un viraje de 180 grados dio el alcalde de Ahome, Manuel Urquijo Beltrán, en torno a su liderazgo. Desde hace días se le ve movido, así como a sus principales funcionarios. Urquijo Beltrán está acudiendo a todas, dándose baños de pueblo. Por ejemplo, se metió al centro del problema en el estero de Juan José Ríos para ir a apoyar a las familias que salieron afectadas por la tromba que azotó en esa región y que provocó la inundación.

El alcalde, su secretario Juan Antonio Garibaldi y el director general de Obras Públicas y Servicios Municipales, Josué Sánchez, parece que embonaron para cerrar bien el gobierno municipal que les dejó en sus manos el alcalde con licencia Álvaro Ruelas Echave, hoy secretario de Desarrollo Sustentable en Sinaloa.

Apetito. Todavía no calienta la silla cuando Sergio Reyes Valdez está por dejarla. Le entró el gusanito de dejar de ser el oficial del Registro Civil en el Valle del Carrizo para irse a la aventura de buscar la presidencia del Módulo de Riego número 1. Y es al que quiere dejar de herencia el actual líder de ese organismo hidroagrícola, Elías Godoy.

El cambio es entrando el año, pero Reyes Valdez ya trabaja en ese proyecto bajo el dicho aquel de que “el que madruga Dios le ayuda”, pero algunos le aplican el otro que dice que “no por mucho madrugar amanece más temprano”.

Lo que pasa es que algunos de ese módulo de riego no están viendo con buenos ojos el proyecto de Reyes Valdez porque quiere ir de puesto en puesto. O lo que coloquialmente se llama chapulineo. Esto porque hay versiones que también quiere ir por la sindicatura cuando se realice el plebiscito.

O sea, si no es por un cargo es por el otro. Más de uno está asombrado porque de repente le salió el apetito de poder. Todo fue cuestión de que le dieran el cargo de juez menor. 

Temas

  • Los Mochis
  • El Ingenio
  • Billy Chapman
  • Juan Fierro

Te Recomendamos

Comentarios