Opinión

El Ingenio

Por: El Ingenio

Contraproducente. Con razón o sin ella, la reunión de un grupo de priistas con el alcalde electo de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, tuvo más efectos negativos que positivos para ambas partes.

Más que el mensaje de suma y unidad, el sentimiento que arropó a los ahomenses es de decepción. ¿Por qué? Una reflexión que deja en una posición incómoda al chapmismo es que si quieren sumar a los priistas Ana Menchaca, Fernando Zapién, Alberto Corvera, entre otros, están dando los pasos equivocados porque se habla que a como se ve estos les van a dar la puñalada cuando menos lo piensen.

Se apuesta doble contra sencillo que en cuanto le den entrada les van a crear más conflictos que estabilidad. Además, algunos dicen que contra ese tipo de priistas votaron el pasado 1 de julio y ven muy mal que Chapman los arrope. ¿Cuál es el cambio entonces?

En tanto, Menchaca y Zapién parece que quedaron entrampados porque su discurso de priistas leales se desmoronó. Ahora los priistas los etiquetan como traidores. Y les sacan que si alguien se ha beneficiado en el PRI son ellos, pero como ven que hay condiciones adversas coquetean con quienes van a tener el poder en los próximos años.

El duelo. Viendo el vendaval encima tras la reunión, el expresidente del PRI y exdiputado local de Ahome Fernando Zapién Rosas se lavó ayer las manos con que él fue invitado por la exdiputada local Ana Menchaca a su casa en el ejido Vallejo y que sólo planteó los buenos deseos para el alcalde electo Guillermo “Billy” Chapman. Eso como un buen ahomense que quiere que le vaya bien al municipio, que se atienda a la gente marginada, etc.

Dicen que eso expuso a sus amigos y al que quiso saber los detalles de su participación en ese encuentro.

El también exoficial mayor de la comuna ahomense dejó en claro que no se va a afiliar a Morena como si los ahomenses no supieran que Chapman no pertenece a este partido, pero que va a trabajar de la mano con ellos porque lo respaldaron en las elecciones pasadas.

A como se ve, Zapién Rosas ya se ve fuera del tricolor. Sin embargo, dicen algunos que lo malo es que no se ha dignado en presentar su renuncia a su militancia. Quizás cuando lo haga termine su último rosario y concluya su duelo político priista que dice en que está.
     
De las que guisan. Dicen que una sopa de su propio chocolate recibieron los diputados locales priistas y panistas que perdieron la votación en torno a la reforma que pretendían al “cuarto para las doce” para la Auditoría Superior del Estado. Los diputados priistas de Ahome Jesús Antonio Marcial Liparoli, Fernanda Rivera y José Ramón Balderrama, y los panistas Juan Pablo Yamuni y Zenén Xóchihua votaron a favor de esa iniciativa, pero les faltó un voto en el pleno del Congreso del Estado.

El comentario generalizado entre los ahomenses es que a los priistas y panistas no les gusta comer de las que guisan, esto en referencia que en muchas ocasiones han aprobado iniciativas por tener mayoría pese a que se oponen los diputados de las otras fracciones y amplios sectores de la sociedad sinaloense.

Lo que sigue quedando en la incógnita es qué fue lo que pasó con el otro diputado local de Ahome, el perredista Efrén Lerma Herrera, que no se presentó a la sesión. ¿Cuál hubiera sido su sentido del voto?

Preocupación. A la que parece que le urge que el gobernador Quirino Ordaz Coppel visite la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa es a la rectora María Guadalupe Ibarra Ceceña. Y más ahora que andan dos que tres tiradores por relevarla, a quienes fustiga de que no tienen el perfil para ello.

Dicen que esto son signos de que anda preocupada por su suerte y pues toda su intención es que el gobernador la dé su espaldarazo. 

Temas

  • Los Mochis
  • El Ingenio
  • Billy Chapman
  • Priistas
  • Auditoría Superior del Estado

Te Recomendamos

Comentarios