Policiaca

Madre da la vida por su bebé; lo aventó para evitar que muriera

La mujer de 35 años fue atropellada por el chofer de un microbús. El lamentable hecho ocurrió  sobre la Avenida Ingenieros Militares, casi esquina con la Calzada México-Tacuba

Por: Agencia Reforma

Estado de México, México.-María Juana, de 35 años de edad, aventó a su bebé que llevaba en brazos para salvarle la vida, pues ella murió atropellada la tarde de ayer en la Colonia Lomas de Sotelo, en el Municipio mexiquense de Naucalpan.

 Alrededor de las 10:00 horas, la mujer se encontraba parada detrás de un microbús estacionado sobre la Avenida Ingenieros Militares, casi esquina con la Calzada México-Tacuba, de acuerdo con testigos.

Lee también:  Emboscan sicarios del Cartel del Noreste a militares

 De repente, el chofer de la unidad de transporte público de la Ruta 23, que hace base en el lugar, se echó de reversa y al no ver a la mujer la embistió luego de que alcanzó a aventar a su hijo, de aproximadamente 2 años de edad, hacia la banqueta.

 Por los gritos de la gente, el conductor del vehículo de pasajeros, con número económico 30, avanzó para adelante y se enteró que había atropellado a María Juana, quien quedó tirada en la vía pública, en los límites con la Ciudad de México.

Foto Reforma

 En minutos, paramédicos de la Cruz Roja arribaron para atender la emergencia, sin embargo, no lograron mantener con vida a la madre, mientras que a Dylan, su hijo, lo subieron a una ambulancia y tras una valoración médica determinaron que no había sufrido alguna lesión.

 "La señora aventó a su hijo, pero ella recibió todo el golpe porque el de la micro no la vio. Decían que el bebé tenía una costilla rota, pero lo revisaron los paramédicos y dijeron que no", dijo un testigo.

 El cuerpo de la víctima, que estaba a un costado del Panteón Sanctorum, fue tapado por policías municipales, y algunos locatarios de la zona le prendieron veladoras dentro del área acordonada con cinta roja, la cual fue sujetada a unos bancos.

 Cuando todavía se esperaba el arribo de los peritos, un conocido de la mujer llegó y tomó a Dylan para tratar de calmarlo, pues no paraba de llorar.

 Luego de la tragedia, trabajadores del DIF se presentaron para brindarle apoyo.

 El hombre, abrazando al bebé, lamentaba el deceso de María Juana al pie del área acordonada cuando una camioneta de Servicios Periciales acudió, pero enseguida se retiró sin el cuerpo ya que serían las autoridades de Naucalpan las que se harían cargo de las investigaciones.

 Después de una hora, el Servicio Médico Forense arribó y trasladó el cadáver al anfiteatro para realizarle la autopsia de ley y luego ser entregado a su familia.

 El operador del microbús, de 21 años de edad, fue detenido por los agentes y puesto a disposición del Ministerio Público, donde resolverán su situación jurídica en los próximos días; y el microbús, que se dirigía al Metro Rosario, fue retirado por una grúa.

Temas

  • Naucalpan
  • Transporte público

Te Recomendamos

Comentarios