La exigencia social por el aborto debe ser escuchada: Rebeca Ramos Duarte

La feminista y defensora de los derechos humanos dijo a DEBATE que se trata de construir un futuro más justo para las mujeres en el acceso a los derechos reproductivos

Por Lorena Caro

Rebeca Ramos Duarte, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida Foto: DEBATE.

Culiacán, Sinaloa.- Por casi 30 años, el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) se ha convertido en la organización feminista más importante que busca lograr una transformación cultural en México a través de la exigencia de justicia reproductiva.

Rebeca Ramos Duarte, su directora desde marzo del 2020, ha enfrentado quizá uno de los años más complicados para lograr un avance en la materia, esta vez no solo porque deben luchar contra las fuerzas opositoras, sino también porque se enfrentan los efectos de la pandemia por SARS-CoV-2.

Ramos Duarte es abogada feminista por la Escuela Libre de Derecho y maestra en derechos humanos por la Universidad Iberoamericana. Ve como un privilegio saber y conocer las historias de muchas otras mujeres y poder hacer algo justo para avanzar en sus derechos, así como ser un canal de acceso a la justicia frente a violaciones de los mismos.

Leer másCrean máscaras impresas en 3D para desaparecer cicatrices en rostro de personas quemadas

Se trata, apuntó, de tener la posibilidad de construir un futuro que sea mucho más justo y en donde ciertas condiciones no acaben siendo un obstáculo para el ejercicio de los derechos, sino más bien una fuente de riqueza para crear una sociedad mucho más plural y mucho más diversa.

El impacto de la pandemia

Si bien los derechos reproductivos de las mujeres requieren que el Estado mexicano garantice la anticoncepción, la reproducción asistida y que también frene la muerte materna y la violencia obstétrica, la lucha por el aborto legal seguro y gratuito ha tomado una importante fuerza en términos de exigencia social.

En entrevista para DEBATE, la defensora de derechos humanos Rebeca Ramos Duarte destacó que el tema de la despenalización del aborto siempre se ha enfrentado a muchas situaciones adversas.

En 2020, consideró que si bien existía un reclamo social enorme, así como algunas voces al interior de los Congresos, tanto federales como estatales, donde se presentaron iniciativas, lo cierto es que las fuerzas contrarias también estaban ahí, que sumado al tema de la pandemia complicaron que se avanza en términos legales.

“Una parte muy importante en términos del acceso a servicios de aborto seguro y legal tiene que ver por supuesto con el sector salud, y al sector salud le estaba viniendo esta avalancha en términos de la atención del covid-19”, destacó.

A pesar de esta situación, la directora de GIRE dijo que es importante recalcar que la fuerza social sigue presente, sigue a través de las redes sociales, a través de movilización en las calles, y es algo que desde los Congresos, desde el estado, se tiene que escuchar.

“Hay quienes sí lo tienen claro, lamentablemente no son las suficientes personas para poder avanzar ahí y tener avances, no al nivel de Argentina, porque en Argentina es otro sistema y se pudo hacer de un solo proceso a nivel nacional; pero sí que podríamos ir avanzando a nivel estatal aquí en México, por lo menos en ciertos estados, y no lo hemos visto”, lamentó.

La despenalización del aborto en Ciudad de México, del 2007, comentó que fue gracias a la confluencia de varios actores, tanto de voluntad política como de un trabajo muy importante a nivel de organizaciones y de movimientos feministas, lo mismo que en Oaxaca durante el 2019.

Uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos este 2021 es garantizar los derechos humanos a las mujeres, entre ellos el derecho a la salud

Rebeca Ramos Duarte

Un año de oportunidades

Los retos para este 2021 no son pocos en materia de derechos humanos, como la salud reproductiva de las mujeres.

Rebeca Ramos apuntó que este año tiene un impacto importante por las elecciones intermedias y refirió que es preocupante que en algunos espacios se sigue sin entender y dar la dimensión que tiene las violaciones a los derechos humanos de las mujeres en términos de darles un segundo nivel de atención, incluso tercero, en las prioridades del país.

Dijo que se conoce la situación de impunidad, de corrupción y los efectos de la propia pandemia, pero advirtió que si no se entiende que esos problemas tan graves son parte de un sistema que niega los derechos humanos a las mujeres, entonces se están viendo las cosas desde un punto de vista muy cortoplacista.

“Uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos este 2021, pero que ya nos veníamos enfrentando desde hace años, es esta falta de entendimiento y de priorización de garantizar una vida libre de violencia a las mujeres. Garantizar los derechos humanos a las mujeres, entre ellos el derecho a la salud, a los derechos reproductivos, todo el tema de cuidados”, reafirmó.

Para DEBATE, la directora de GIRE reflexionó que el 2020 y la pandemia han evidenciado la enorme carga que está en los hombros de las mujeres en términos del cuidado de los hijos, la familia, personas enfermas, y como todo esto, a pesar de que tiene un valor en la economía del país, no es reconocido y hay cargas desproporcionadas.

Leer másNo lo desperdicies: el hueso de aguacate puede ayudarte a mejorar la salud

Desde GIRE, junto con otras 30 organizaciones de la sociedad civil, indicó que lanzaron a mediados del año pasado el Observatorio de Género y Covid-19 en México, justo para visibilizar la afectación de esta pandemia en el ejercicio de los derechos de las mujeres, no únicamente en términos de derechos reproductivos, sino las diversas afectaciones para el género que finalmente impacta a toda la sociedad. Puede encontrarse en https://bit.ly/2Pr7PC9.

Kolombia: la cultura que hace a ‘Ya no estoy aquí’ de Netflix
Síguenos en