Salud

¿Visita al recién nacido? Estas reglas de oro debes seguir

La llegada de un bebé causa emoción, felicidad y ganas de conocerlo, pero esto debes hacer para su seguridad

Por: Juan Leyva

Cuando un bebé llega a nuestra familia o amigos es inevitable no sentir el deseo de conocerlo de inmediato, pues no sólo la llegada es especial para los padres, sino para todos quienes les rodean. 

Sin embargo, para ambos padres esta experiencia, además de increíble y feliz, es muy agotadora por lo tanto hay ciertas reglas de oro que debes seguir al momento de acudir a conocer a un bebé. 

Lo primero que debes saber es que estas reglas están enfocadas a mantener al bebé sano. 

Esto es lo que debes hacer: 

Visitas. Evita a toda costa acudir al hospital en las primeras 24 horas en caso de que el bebé ya esté en casa, no llegues sin ser invitado o avisa que quieres acudir. Esto es por que, como ya se dijo, los padres están agotados físicamente y requieren de descanso al igual que el bebé y las visitas sin avisar y de larga duración los agotará aún más. No hagas visitas por la noche por ningún motivo, los padres te lo agradecerán. 

Lee también: Qué es y por qué debes hacer la prueba de tamiz a tu bebé

Contacto con el bebé. Pide permiso siempre para cargar al bebé. Es por seguridad del bebé, si no lo haces correctamente puedes provocarle alguna lesión, además tu ropa puede tener bacterias y la piel del bebé aún está indefensa. Tampoco le des besos, sobre todo en la cara o manos, aunque no las veas, llevas contigo bacterias del exterior que pueden quedar en la piel frágil del bebé. 

No acudas a visita si crees estar enfermo. No importa que sólo sea un resfriado o una sospecha de ello. El bebé o la madre pueden contagiarse.

No des consejos que no te han pedido. Es agobiante para las madres escuchar lo que "debe y no debe hacer" para criar a su hijo. Si ella te solicita tu opinión, puedes darla. 

No opines sobre la apariencia física de la madre y del bebé. La nueva madre acaba de pasar por un cambio hormonal y físico muy grande. Lo que menos quiere oir es comentarios "duros" sobre su apariencia y la del bebé. Ella puede estar frágil emocionalmente y puedes dañar su atoestima. 

NO LLEVES NIÑOS PEQUEÑOS. Los niños pequeños pueden ser, por naturaleza curiosos. Pueden tocar al bebé o hacerle daño sin querer. Es mejor no llevar niños a la visita al recién nacido. Tampoco tomar fotografías sin permiso de la madre y siempre SIN FLASH.

Si la madre cree que es hora de alimentar al bebé, sé considerado y retírate, llegado este momento es hora de poner fin a la visita, no importa si acabas de llegar, ella necesita su espacio.    

Si aún leyendo esto decides visitar al bebé, procura que tu visita sea corta y deja descansar a la madre y al bebé. El nuevo miembro de la familia va a necesitar mucho tiempo a solas con su madre y ella deberá adaptarse al estilo de vida que llevará en los próximos meses.

Los padres entenderán y agradecerán que sus visitas sean cortas y no dirán nada si esta visita llega 15 días después del nacimiento. 

Temas

  • Recién nacido
  • salud del bebe

Te Recomendamos

Comentarios