Show

Rodolfo Valdés crea un personaje entrañable en la TV

El actor encarna a Patricio, un personaje que nunca se olvidará en la telenovela de TV Azteca ‘Educando a Nina’

Por: Hatdadiel Aragon

Para un actor ser reconocido y ganarse al público por un personaje entrañable es el mejor pago, así ve esta carrera Rodolfo Valdés, quien con su papel en Educando a Nina ha logrado eso, un personaje entrañable y que se quedará en el corazón del público que ve de lunes a viernes a Patricio en acción. 

“Nunca había hecho un personaje gay, fue un reto y vaya que el resultado no me lo esperaba y ha sido a mi favor, puras cosas buenas, bellas que me llegan a mi cuenta de Instagram".

"El reconocimiento de la gente, el cariño de tener un amigo como Pato es muy bonito, saber que es un personaje entrañable es lo más bonito que le puede pasar a un actor, saber que la gente repite frases que tú inventaste para ese personaje; siempre tratas de darle ese toque especial para que sea diferente a los demás, diferente a lo que has hecho y lo que han hecho los demás y comienzas a buscar estas frases, estos movimientos que el personaje va a tener y que sabes que la gente al poquito tiempo los tendrá también. Entonces me escriben frases, eso dice que la gente lo quiere mucho y eso me llena de alegría”.

Rodolfo esta contento con este proyecto. Foto: Cortesía

Para darle vida a Patricio se preparó un par de meses antes de iniciar la telenovela, comparte que tiene muchos amigos gays y de cada uno fue tomando alguna frase o ademán para dar más realismo a su actuación.

“Siempre me han parecido unas personas muy alegres, muy ocurrentes, una cosa chispeante a la hora de contestar, de decir que siempre me han parecido muy graciosos por las cosas que dicen y ahí recordando en mi historia de vida, me han marcado de una manera muy especial porque son personas muy bellas y respetuosas conmigo y me han enseñado esa parte de ese mundo que nosotros los veíamos como ajeno y a veces hasta malo”.

Dice que este papel es como un tributo a cada uno de sus amigos y confiesa que en su celular escribió casi 40 frases con las cuales construyó al mejor amigo de la protagonista de la historia.

“Ellos tienen un lenguaje y ahí comienzo a construir con base a mis buenos amigos, y es por eso les hago tributo de alguna manera con sus ocurrencias y con sus frases, y como actor siempre proyectas lo que te pasa en el escenario y esa es historia de vida, de vivencias, de tener a estas personas a mi lado”.

Patricio el mejor amigo de Mara. Foto: Cortesía

Algo de este proyecto que más le gustó a Rodolfo es que no eran simples compañeros de foro o locación, todos lograron formar una gran familia, tanto producción como actores.

“Es una experiencia bien bonita porque fue un proyecto donde desde el día uno hicimos una alianza que entre compañeros normalmente no ocurre en los proyectos, siempre te llevas bien con tus compañeros, pero aquí desde la semana uno éramos técnicamente amigos, nos juntamos para ir a comer, a cenar, y eso no sucede comúnmente en los proyectos, sino hasta los tres o cuatro meses o a veces no sucede”.

Y dice que la producción siempre les pidió que todos se llevaran bien.

“Siempre llegábamos con esa alegría a grabar porque al final eso era lo que queríamos proyectar y que la gente se divirtiera como nosotros nos estábamos divirtiendo y eso no puede suceder si no te diviertes tú a la hora de hacer tu trabajo”.

En la mayoría de sus escenas aparece compartiendo cámara con un primer actor Marco Treviño, quien ha sorprendido al público con su interpretación de Manuel dos Puertas, pues al actor no se le había visto en un proyecto como este.

“Es un gran actor, un actor de una formación de muchos años, él nunca había explorado un personaje de este tipo de comedia y eso nos pasó a muchos, el arriesgarnos a hacer algo que nunca habíamos hecho. Normalmente como actor cuidas mucho tu perfil que sea de una sola forma, muchas veces no te permites arriesgarte a hacer otro tipo de cosas, otro tipo de personajes, dices a lo mejor eso no va conmigo, no va con mi carrera o lo que yo he vendido haciendo como actor. La mancuerna que pude hacer con Marco Treviño fue muy especial, yo ya lo conocía hace muchos años en una obra de teatro, pero ahora tuvimos la oportunidad de trabajar más tiempo y muchas horas al día y fue una experiencia muy bonita, él es muy generoso con su trabajo y conmigo, siempre me aplaudió lo que hacía, nos divertíamos mucho, nunca pensamos que esta mancuerna podía ser tan bonita”. 

Temas

Te Recomendamos

Comentarios