Imagen de Carlos Salinas de Gortari

Carlos Salinas de Gortari

Político

Nacido en la Ciudad de México, hijo de Raúl Salinas Lozano, extitular de la Secretaría de Industria y Comercio durante el sexenio de Adolfo López Mateos y Margarita de Gortari Carvajal, profesora de prestigiosa familia en el ámbito cultural.

Carlos Salinas realizó sus estudios de licenciatura en Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Posteriormente, ingresó a la Universidad de Harvard, donde obtuvo la maestria en administración pública, en economía política y el doctorado en economía política y gobierno.

Tras desempeñarse como catedrático en diversas universidades, comenzó a escalar en el gobierno federal. En 1982, fue nombrado secretario de Planeación y Presupuesto durante la presidencia de Miguel de la Madrid, antiguo profesor suyo en la UNAM.

El 4 de octubre de 1987 fue designado candidato a la presidencia por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En 1988, ganó la presidencia de México tras un polémico proceso electoral lleno de irregularidades, donde su principal contendiente era el candidato de la oposición, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien junto a los otros candidatos, Manuel Clouthier y Rosario Ibarra, denunciaron la ilegalidad del proceso.

Pese a todo, Salinas fue electo presidente de México el 6 de julio de ese año.

Durante su sexenio destacaron importantes cambios económicos, como la negociación y firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la privatización masiva de empresas estatales (como Telmex y la banca), la implementación del Programa Nacional de Solidaridad y el aumento de la desigualdad en el país.

El último año de su sexenio, el 1 de enero de 1994, que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), se levantó en armas en el estadio de Chiapas, declarando la guerra al Gobierno mexicano. Uno de los capítulos más polémicos y tensos de su periodo.

Una de las peores crisis financieras del país, conocida como "error de diciembre", estalló a finales de su gobierno, en 1994, y a principios del de su sucesor, Ernesto Zedillo, producto del déficit provocado por el elevado gasto gurnamental.

Desde que concluyó la presidencia migró al extranjero, siendo Dublin (Irlanda) su principal residencia. Sus apariciones públicas se limitan a conferencias de prestigiosas universidades y eventos de personajes de la alta esfera política.