CDMX

Amaga influenza; olvidan prevención

Los expertos reconocieron la importancia no sólo de tener con previsión la vacuna, sino de producirla; además de mencionar cómo los problemas respiratorios comunes saturan los hospitales

Por  Agencia Reforma

Amaga influenza; olvidan prevención(Agencia Reforma)

Amaga influenza; olvidan prevención | Agencia Reforma

Ciudad de México.- Aunque la OMS reportó en marzo que la amenaza de una pandemia de influenza es constante y real, la administración pasada desmanteló un área estratégica creada tras la pandemia de influenza en 2009, para hacer frente a una nueva emergencia.

José Ángel Córdova Villalobos, quien fuera Secretario de Salud cuando se registró la epidemia de influenza en 2009, señala que al cierre de la administración de Felipe Calderón se quedó un área estratégica con equipos y medicamentos para prevenir la eventual emergencia.

Tenía bajo resguardo un millón dosis de oseltamivir, antibióticos de última generación, cubrebocas, camas, trajes especiales, insumos y material necesario para montar hospitales.
"Había incluso un par de tráileres que funcionaban y podían ser trasladados como consultorios ambulantes."

Esta área fue desmantelada y ya no existe

Foto: Agencia Reforma

Detalló José Ángel Córdova Villalobos. Advirtió que ante las recientes declaraciones de la OMS, en el sentido de que la amenaza de influenza no ha desaparecido, se debería contar con esta área estratégica, pues es fundamental la reserva de medicamento.

Cuando es una infección respiratoria puede afectar a 60 o 70 por ciento de la población. Lo único es que hay estar continuamente renovando los medicamentos para que no estén caducos

Para el experto, quizá se consideró que mantener esta área estratégica representaba un gasto inútil porque no se sabe cuándo se presentará la emergencia otra vez.

"Es necesario habilitarla porque eso no avisa, eso se presenta de repente y, cuando ya se da, se viene como un tsunami, y no te da tiempo de nada."

Además, lamentó que en el País no se haya logrado consolidar la autosuficiencia de vacunas, específicamente contra la influenza.

Foto: Agencia Reforma

"Pasaron los seis años de este sexenio anterior y no terminaron la vacuna de influenza cuando debieron terminarla. La realidad es que cuando no se es País productor, se está en segunda o tercera fila para que lo surtan".

Alejandro Macías, quien en plena pandemia era Comisionado Nacional para la Atención de la Influenza, alertó que menos de la mitad de los hospitales del País tiene capacidad para ampliar terapia intensiva y proporcionar ventilación mecánica a pacientes con dificultad para respirar.

"Teníamos que haber aprendido que en las pandemias de influenza lo primero que se satura son las unidades de terapia intensiva; los hospitales necesitan los planes en reconversión hospitalaria", advirtió.

El infectólogo, quien antes de que apareciera en México la A H1N1, participó en los planes de preparación ante una emergencia de esta naturaleza, detalla que en estos casos cientos de miles de personas infectadas llegan a los hospitales.

"Y aunque sólo una proporción baja se complica, empiezan a llegar muchas personas a los hospitales todos los días con dificultad para respirar. Esos son los que saturan la unidades de terapia intensiva y pueden colapsar el hospital".

Destacó que el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición tiene un plan de preparación muy bueno, algo similar ocurre en el INER, el Hospital General Gea González y el General de México, pero, estima, se trata de esfuerzos aislados.

"Hay, por ejemplo, en Nutrición un departamento especifico, con personal de preparación de desastres y, hasta donde sé, es el único.

"Saben que si viene una pandemia de influenza todo el hospital se reconvierte para dejar de hacer parte de lo que están haciendo, y empezar a brindar ventilación mecánica a los pacientes que van llegando".

Consideró que falta una verdadera coordinación nacional.

Macías, quien previo a la epidemia era subdirector de Epidemiología Hospitalaria y Control de Calidad de la Atención Médica en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, cuenta que suponían que la influenza vendría de China y nadie imaginó que podría nacer en México.

Por fortuna, precisó, México era uno de los pocos países que con anterioridad se venía preparando y, tras la pandemia en 2009, fue reconocido por organismos internacionales, como la OMS, por su transparencia.

Explicó que actualmente hay  un periodo interpandémico, pero tarde o temprano va a venir otra epidemia.

"La influenza no tiene palabra de honor; no sabemos cuándo y dónde. Podemos decir que falta un día menos. La A H5N1, es un candidato, pero puede ser cualquiera. Lo probable es que también sea una sorpresa como el 2009", advirtió.

Actualmente, el oseltamivir funciona contra el virus A H1N1 y el A H3N2, pero se desconoce si es útil contra el A H5N1, por lo que están en desarrollo nuevos antivirales.